Manuela Carmena, Juanma López Iturriaga, Judit Mascó y Smantha Hudson junto a Mamen Mendizábal. | La Sexta

0

Manuela Carmena, Samantha Hudson, Juanma López Iturriaga y Judit Mascó reflexionaron este jueves en Encuentros inesperados sobre las relaciones de pareja, el concepto de 'media naranja' y el sexo. Los invitados del programa de Mamen Mendizábal en La Sexta hablaron de forma natural sobre su modo de vivir en pareja y mostraron una faceta muy distinta a la que suelen compartir en televisión. Una de las más abiertas a la hora de hablar sobre su vida íntima fue la de Magaluf, que aseguró que nunca ha tenido una relación seria.

«Hay mucha gente asexual, yo he vivido mi lívido de una manera muy diferente», indicó la artista. Unas palabras a las que quiso responder la exalcaldesa de Madrid: «El sexo es mirarse, acariciarse... A veces una mirada o un beso en la frente te puede hacer sentir una cosa enorme», explicó a la activista. La jueza también habló sin tapujos del sexo en la tercera edad: «Las mujeres tenemos mucha mejor capacidad sexual con la edad que los hombres. Ellos lo tienen más difícil, por la cosa del músculo. Con esto, quiero que haya optimismo».

Además, remarcó la importancia de mantenerse activo: «A la vejez queda lo que tú has construido. Por eso me parece muy importante que cada uno diseñe a su manera». Respecto a las relaciones abiertas, Carmen confirmó que está totalmente a favor y que incluso lo ha practicado: «Mi pareja y yo hemos tenido la necesidad de tener otro tipo de actitudes, que no eran tradicionales, con otras personas. Es humano. Creo que lo que pasa es que mucha gente no lo dice, o plantea unas estructuras de rigidez ridículas».

Por su parte, Hudson sí que compartió opinión con López Iturriaga , y es que ambos aseguraron que las relaciones sexuales están sobrevaloradas: «Follar es muy raro», señaló la cantante. La joven también recordó sus complicados inicios en el mundo del espectáculo: «Decidí mudarme para sacarme las castañas del fuego y empezar a hacer bolos, un poco 'delirios de grandeza', tenía demasiadas expectativas. Me acabé tirando por un balcón y estuve siete días hospitalizada». En ese momento decidió volver a Mallorca para recuperarse, aunque ahora ha vuelto a fijar su residencia en Madrid: «Decidí estar abierta al fracaso cuando volví».