0

Luciano le ha declarado su amor en Viva la vida a su mujer Desirée, que comenzaba este jueves a concursar en Supervivientes y enseguida se convertía en una de las grandes protagonistas. Ha roto a llorar al recordar la infancia de Desirée y los desencuentros que ha sufrido tanto de manera pública como privada con su padre y su hermana después de salir de Gran Hermano en 2013, cuando finalmente consiguió reconocerse a sí misma como mujer.

Cuando ya la exconcursante no tenía la misma repercusión mediática y estaba grabando la serie de La Veneno de la que fue parte, Luciano y ella empezaron a hablar por una red social. En un principio, ninguno de los dos tenían una intención de ir más allá, pero ella enseguida empezó a interesarse por conocerle y acabaron hablando noches enteras, asegura el propio protagonista.

Después de recordar la dura infancia que ha tenido debido a que su familia no aceptaba que era una mujer transexual y lo mucho que le afectó la muerte de su padre pese a la tensa relación que mantenían, quiso dedicarle unas emotivas palabras.

«Espero que cuando vea este vídeo esté aquí como la ganadora (de Supervivientes). Mi felicidad a día de hoy es verte reír, es tu felicidad, es verte superar cada día y que me arrastres a mí a seguir superándome, el seguir compartiendo con toda la gente esa lucha interna que llevas y que lo vives intensamente pero a la vez con alegría porque es tu manera de vida y de que todos los que estamos contigo podamos ser mejores personas, a superarnos y nunca dejarnos caer», ha expresado.

Asegura que Desirée es una persona con la que consigues «llorar y reír», algo que a él solamente le ha pasado con ella, mostrando tanto admiración como ternura por ella. «Te amo muchísimo, no pensé nunca que iba a conocer a una persona tan maravillosa y que esto es solamente el principio de tantísimas cosas buenas que sé que nos van a esperar juntos», concluyó.