Juan Ricart Gómez

30 segundos que parecen horas

Nuestros inclítos políticos de izquierdas, ni caso, han patrimonializado el concepto, es más, se diría que en el ridículo constante es donde mejor se desenvuelven

Lágrimas de cocodrilo

El cáncer es intentar diferenciar unos monstruos de los otros y justificar o silenciar sus actos según tengan entre las piernas, pene o vulva.

Cuando la lengua es un arma

En Cataluña son miles y miles los que borran toda mácula de su abolengo manchego, andaluz o murciano, a base de hacerle ese asco al apellido de sus padres.

¿Un mundo feliz?

Que se preparen los futuros ancianos para cuando la maquinaria de la eutanasia trabaje a pleno rendimiento como lo hace ahora la industria del aborto.

Datos para no dormir (II)

El saqueo del Gobierno sigue corriendo como el taxímetro de un taxi en un atasco monumental ajeno al poco dinero que nos queda en la cartera.

Historias para no dormir (I)

Sentaros y coged aliento porque ahí va el recopilatorio de datos de cómo nos han dejado España esos bandoleros que se hacen llamar así mismos representantes del pueblo.

Madrid, hemos pasado

Es lo que tiene poner ególatras a ejercer funciones de estadista, la jugada maestra del trueque de cargos en Murcia deja al Ícaro del Falcom por los suelos

Yo Ayuso, pues, yo acuso

Yo Ayuso, pues, yo acuso

Emulando la carta de Émile Zola al presidente de Francia en el caso Dreyfus y valiéndome de la sustitución de una única letra, inicio mi particular alegato contra la euforia y el sentimiento de triunfo desbordado que parece haberse apoderado del PP y sus simpatizantes al albur de las encuestas sobre las elecciones de Madrid.