Baloncesto ● Campus Jordi Grimau

Escuela de jóvenes talentos

| Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen del grujpo de alumnos del Campus Jordi Grimau.

Imagen del grujpo de alumnos del Campus Jordi Grimau.

29-06-2017 | DANIEL ESPINOSA

Por tercer año consecutivo, Jordi Grimau, en colaboración con el Club Basquet Sant Antoni, ha puesto en marcha en estos primeros días del verano una nueva edición de su campus de formación para jóvenes jugadores ibicencos.

Así las cosas, en el pabellón del polideportivo Sa Pedrera de Sant Antoni de Portmany, un total de cuarenta alumnos con edades comprendidas entre los 6 y los 17 años disfrutan durante estos días, en horario de 09.30 a 18.30 horas, de una serie de clases prácticas magistrales de la mano del popular jugador de la Liga ACB.

«Estoy muy contento porque cada año vamos creciendo un poquito más. Dentro de las dificultades que supone la isla y estar en un pueblo pequeño es para sentirse bastante satisfechos. Hace tres años comenzamos solamente con unos 20 chicos y ahora ya contamos con el doble de alumnos inscritos. Más del 90% de los niños que tenemos nos repiten año tras año y también vamos sumando gente nueva cada verano, lo que ya supone para nosotros un éxito, dado que no tenemos grandes pretensiones más allá de entrenar durante estos días con todos estos chicos y enseñarles baloncesto», explicó Jordi Grimau.

De este modo, a lo largo de las diferentes sesiones formativas junto al escolta del Estudiantes, las jóvenes promesas del baloncesto de nuestra isla cuentan con la posibilidad de depurar de una forma sencilla y divertida tanto su técnica individual como todos aquellos fundamentos tácticos que son necesarios dominar en el juego colectivo.

«Por las mañanas solemos centrarnos más en los temas de aprendizaje táctico y técnico, haciendo también sesiones de vídeo con los conceptos básicos que queremos trabajar, como es el caso de los movimientos en la cancha, el posicionamiento de los pies o la mecánica de tiro. Sólo estamos una semana y no podemos abarcar muchas más cosas. Lo ideal es coger un fundamento básico, practicarlo hasta que se les mete en la cabeza y que luego lo sigan entrenando durante el año hasta que consigan dominarlo a la perfección. En las tardes nos dedicamos más a hacer competiciones de 1x1, 3x3 o de tiros a canasta», puntualizó el organizador del campus.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.