0

Está claro que los resultados en los partidos de pretemporada no importan demasiado. Luis Coria, entrenador del Gasifred, es consciente de ello. «Siempre gusta ganar, pero el resultado era lo de menos», indicó el míster azulino tras el triunfo por 3-4 sobre el Harinus Peña la noche del jueves, un revés que Dani González, técnico peñista, catalogó como «un toque de atención» para los suyos.

El preparador de los santaeularienses considera que el duelo fue «un partido típico de pretemporada, en el que hubo más errores que aciertos por parte de los dos equipos». «El lado bueno es que mis jugadores empezaron a conocerse entre ellos y a uno de los rivales fuertes de la liga», agregó el entrenador, que tuvo palabras de elogio para el Gasifred: «Tiene mucho mérito que, con tan sólo seis efectivos, remonte un partido que perdía por 2-0». González tiene claro que esto es «un toque de atención al equipo, que tendrá que subir el nivel si quiere luchar por el título».

Coria considera que el choque «fue igualado». y que el técnico peñista «está haciendo un gran trabajo». «Me gustó mucho cómo trabajan la presión y cómo juegan como equipo», agregó. Sobre el choque, dijo: «En la primera parte ellos estuvieron mejor. En la segunda, ajustamos mejor las marcas y, al final, los detalles hicieron que ganáramos 4-3, pero pudo ganar cualquiera».

El Gasi, que no pudo contar con Sebas, Clayton ni Ángel, vuelve a jugar hoy. Lo hará a las 16.30 en es Viver contra el San Pablo y con una convocatoria más amplia que la del duelo contra el Harinus.