Una imagen del combate de Pedro Román en Miami.

1

«Me la jugué. Hice una apuesta y me salió bien». Así se resume el giro que dará la vida de Pedro Román en los próximos meses. El karateca ibicenco decidió probar suerte en el karate combat, un nuevo deporte que está empezando y que combina el karate con las artes marciales mixtas (MMA). A diferencia de la disciplina tradicional, este deporte tiene contactos fuertes y busca el KO.

Román viajó a Miami en busca de una oportunidad. La disciplina se está expandiendo y busca nuevos deportistas a los que hacer un contrato y añadir al circuito. El show americano por todo lo alto. «Al combate nos llevaron en bentleys, eran todo coches de lujo, la iluminación... ¡una pasada!», aseguró.

«Yo viajé a Estados Unidos pagándomelo todo, iba a que me vieran competir», relató. Una aventura que por momentos pensó que había salido mal. «Yo tendría que competir en menos de 67 kilos, pero me apunté en 75 porque estaba en ese tamaño. Con los nervios, el viaje y demás, perdí peso y llegué por debajo de los 70 kilos», explicó.

La circunstancia fue límite: «Llegué tan bajo, que los jueces estuvieron a punto de no dejarme competir. Me tocó contra Jerome Brown, un inglés que es bastante más alto que yo. Estas diferencias de peso se notan mucho en estos deportes».

Para aumentar la desesperación, el combate no fue lo mejor posible. Se disputan a tres rounds de tres minutos, al final del primero, los jueces decidieron parar el combate en favor del británico. «Yo quería seguir, pero los árbitros dijeron que no», aseguró.

«La sensación que se me quedó es de que había hecho un poco el tonto y que quizás había perdido mi oportunidad», confesó el karateca. Aunque reveló que al finalizar, «la gente me felicitó, me dijeron que le había puesto ganas contra un rival más grande».

La espera terminó ayer, cuando Pedro Román recibió en su correo electrónico una oferta para entrar en el circuito y acudir a las próximas citas.

Un email que le cambia la vida. «Económicamente es algo muy interesante», reconoció. Por último, señaló que va a seguir ligado al karate tradicional, «pero ahora empiezo una nueva etapa y centraré mis esfuerzos en prepararme para este nuevo deporte».