Imagen de archivo de un partido entre el Sant Jordi y el San Rafael. | Arguiñe Escandón

0

Las aguas están revueltas tanto en la Penya Esportiva Sant Jordi como en el San Rafael. El primero ha comunicado a la plantilla su intención de proceder a una rebaja salarial por falta de liquidez, mientras que en el segundo se preparan varios cambios en el plantel para tratar de evitar el descenso.

El club verdinegro no ha conseguido los fondos necesarios para hacer frente a su presupuesto y prevé acabar con un importante déficit la temporada actual. Ante tal situación, ha propuesto a la plantilla una rebaja en torno al 25 por ciento para lo que queda de liga.

Los directivos y los jugadores aún tienen que alcanzar un acuerdo, pero no está ni mucho menos descartada la opción de que se produzcan salidas inmediatas en este mercado de invierno. Esta medida aliviaría las arcas del Sant Jordi al tiempo que garantizaría al futbolista que se marche disponer de los ingresos que acuerde con el club de destino.

Por otra parte, en el San Rafael también están previstos movimientos. La mala dinámica de resultados del filial de la UD Ibiza tendrá consecuencias inmediatas salvo giro radical de los acontecimientos.

Según ha podido saber este periódico, la idea del San Rafi es dar seis bajas y anunciar otras tantas bajas. No hay nadie intocable e incluso futbolistas que llevan tiempo en la entidad como el guardameta Jorge Chanza y el extremo Alexander Walter podrían salir del club.