El Sant Rafael en un encuentro anterior | Arguiñe Escandón

2

El San Rafael dice adiós a la Tercera División. Tras 13 temporadas, los ibicencos caen a Regional. El filial de la UD Ibiza, que todo a punta que dejará de serlo el próximo curso, ha tenido un año para olvidar y ayer se confirmó lo que se veía venir desde hace meses. Llegó con vida a la última jornada, pero dependía de una carambola milagrosa que no se dio. De hecho, ni ellos mismos cumplieron su parte al no poder ganar en casa al Murense (1-1).

El descenso es un palo muy grande para un equipo que al inicio de temporada pensaba que podría luchar por estar en la zona alta de la tabla. Pronto se vio que los resultados estaban muy lejos de lo esperado y tras una racha terrible de resultados se decidió destituir a Raúl Barroso. Parecía que bajo la tutela de Manuel Tarrazo se recobraba el vuelo, pero no fue así. El San Rafael se va a Regional. Lo de menos fue el partido de ayer ante el último clasificado. Un 1-1 en el que Verdú adelantó a los ibicencos, pero los mallorquines lograron reducir la ventaja en la segunda parte para poner el triste broche a una temporada para olvidar.

El San Rafael tendrá que empezar de cero. Toca reiniciar el proyecto y buscar un nuevo ascenso como aquel que logró en 2009 con Mario Ormaechea en el banquillo.

Por otro lado, la luz y la esperanza están en Can Cantó. El Inter Ibiza logró asaltar al Llosetense (0-3) y llevarse tres puntos que le permiten acabar fuera de los puestos de descenso. La temporada del estreno en la categoría es más que notable para un equipo que ha sabido pelear hasta el final y que ayer con los goles de Paulino, Gianluca e Isaac ha comprado muchas papeletas para seguir un año más en Tercera.

No dependerá de ellos, pues pese a acabar fuera de los puestos de descenso, una posible pérdida de categoría del Andratx, que actualmente está un punto por debajo de la salvación en Segunda RFEF, haría que bajase un equipo más. Eso sería una triste noticia para los ibicencos. Del mismo modo, si esto se produjese todavía quedaría una carta más en el playoff de ascenso a Segunda RFEF. Para estas eliminatorias de ascenso se han clasificado Manacor, Poblense, Platges de Calvià y Llosetense. Si alguno de estos cuatro ascendiera, aunque el Andratx bajase, haría que el Inter Ibiza se salvase. El futuro de los de Can Cantó está en manos de otros equipos, pero ellos ya han cumplido al acabar fuera de los puestos de descenso.

La jornada para los equipos pitiusos se completó con el Sant Jordi-Mercadal, donde los locales superaron por un ajustado 4-3, con remontada incluida a los menorquines. No acabó igual de feliz la liga el Portmany que cayó con contundencia (5-2) en su visita al Santanyí.