0

La Vuelta a Ibiza MTB habla italiano en esta edición. De eso se han encargado Andrea Righettini y Stefano del Grande que, tras llevarse la primera etapa, este sábado dieron toda una exhibición para demostrar que son los más fuertes de la carrera. Sufrieron un pinchazo, pero eso no les impidió reponerse y volver a levantar los brazos en la meta de Sant Antoni. En la categoría femenina, Vera Looser e Irina Luetzelshwab demostraron su enorme potencial para volver a arrasar a sus rivales.

La segunda jornada amaneció con un día de sol radiante y la alegría se podía respirar en la salida de Santa Eulària. Desde la Villa del Río, los ciclistas pusieron rumbo hacia la zona norte de la isla. Durante los primeros kilómetros de llano, las parejas más fuertes rodaron juntas y así llegaron a las primeras dificultades de la jornada el Puig d’en Morna y el Alto de la Cala de Sant Vicent.

Desde ahí, un largo descenso hacia la zona de Portinatx en donde se produjo el incidente que marcó la carrera. En ese terreno rompepiernas, lleno de pequeños repechos, la pareja italiana sufrió un pinchazo que les descolgó de los primeros puestos.

Los italianos Andrea Righettini y Stefano del Grande se adjudican la segunda etapa. Foto: Irene Arango.

Se agitó el avispero y la etapa cogió ritmo. Por delante iban las principales alternativas a los transalpinos que habían ganado un minuto que les abría las puertas a pelear por la etapa e incluso por la general.

La guerra estaba servida, pero Righettini y Del Grande demostraron que son ciclistas curtidos en muchas batallas y que son conscientes de que son los más fuertes de la vuelta ibicenca. No se pusieron nerviosos y poco a poco fueron reduciendo la diferencia. Al paso por Sant Mateu ya habían neutralizado la ventaja para encarar la última gran dificultad de la jornada, el Alto de’s Camp Vell.

Coronar y descenso hacia Cala Salada para entrar en el tramo cronometrado Shimano Special Sector. Seis kilómetros y medio muy técnicos en los que los italianos sacaron a relucir su calidad para marcharse en solitario hacia su segundo triunfo.

Volaron en los kilómetros finales y en muy poco espacio consiguieron una ventaja importante. Los del Olympia Factory Team dejaron un registro de 3h01’26’’ en completar los 74 kilómetros de la etapa. Los segundos fueron Jesús del Nero y Juan Carlos Fernández que se dejaron poco más de minuto y medio (3h03’30’’). El podio lo completaron Lorenzo Trincheri y Nicola Taffarel (3h03’36’’).

En la general, los italianos cuentan con más de tres minutos de ventaja sobre del Nero y Fernández y más de 14 sobre Konny Looser y Soren Nissen.

Superioridad total

Donde no está habiendo color es en la categoría femenina. Vera Looser e Irina Luetzelshwab dieron una nueva exhibición para hacerse con la segunda etapa de manera incontestable. Cruzaron la línea de meta con un tiempo de 3h49’21’’, 20 minutos menos que la pareja formada por Celina Carpinteiro y Almudena Rodríguez (4h10’18’’). El podio lo cerraron Sandra Piñeiro e Isabel González (4h24’45’’).

Estas tres parejas también copan el podio de la general en el que Looser y Luetzelshwab cuentan con 38 minutos de ventaja. «La etapa ha sido la más larga, muchas subidas y bajadas difíciles de gestionar; hemos salido con mucha energía, y poco a poco hemos ido dejando atrás a otras mujeres. Ojalá mañana –por hoy– podamos revalidar la victoria, aunque lo que queremos es disfrutar nuestro último día en Ibiza. Nos encanta el clima que hemos encontrado aquí, la gente de España y nos encantaría volver», destacaron las primeras clasificadas.