Irati Matas, tras proclamarse campeona de la XIV Cursa Trail sa Talaia el pasado mes de marzo. | Marcelo Sastre

1

Adiós a la competición. Esa es la dura decisión que ha tomado Irati Matas a sus 26 años de edad. La ibicenca padece una enfermedad rara denominada síndrome del cascanueces y no le queda otra que dejar el deporte de elite. Aún se desconoce si podrá volver en el futuro, pero, por ahora, lo deja. De hecho, su última gran prueba competitiva será el Campeonato de España de trail, que se celebrará el próximo día fin de semana en Berga.

La decisión ha tenido que producirse por recomendación médica. «Yo no la quería tomar. Si te lo dice un médico, igual dudas, pero cuando te lo dicen todos... Las personas que te rodean ven que te vas consumiendo con 26 años y tú no quieres morirte pronto», explicó la triatleta.

Matas aseguró que «se acabó, de momento, la competición». «No sé si es un hasta luego, un hasta pronto o un punto final, pero me llevo muchas experiencias y momentos bonitos al ponerme un dorsal. Quizá pueda volver a ponerme un dorsal, pero no a la intensidad que me gustaría. Quién sabe. La ciencia dirá y la paciencia, también», afirmó la ibicenca, a quien los médicos le han propuesto «dos opciones de operación, pero ninguna aguantaría después una intensidad alta».

La triatleta lleva tiempo arrastrando problemas físicos por culpa de esta enfermedad rara: «Llegas a un punto que te levantas con ganas de vomitar, los pies hinchados... No sabes cómo te vas a encontrar cada día. No sabes por dónde te viene. Ves cómo se preocupan por ti tus padres, tu novio, tu hermano... No me compensa seguir así. Llegar a meta y quedar primera está muy bien, pero luego estás dos días muy jodida».

Cabe matizar que Irati Matas no deja el deporte por completo, sino la alta competición, que es la que requiere un gran esfuerzo. «Deporte podré hacer y correr», comentó al respecto la ibicenca, a la que le han recomendado también subir de peso para ver si eso puede ayudar en su recuperación. La deportista pitiusa quiso dar las gracias a «todos los que me han hecho crecer, han confiado en mí y me han estado apoyando día a día». «Toca reinventarse y cruzar otra meta», sentenció Irati Matas, una campeona y luchadora dentro y fuera de la competición.

El apunte

Qué es el síndrome del cascanueces

El síndrome del cascanueces resulta de la compresión de la vena renal izquierda entre la arteria mesentérica superior y la aorta, con el consiguiente desarrollo de varices en la pelvis renal, uréter y vena gonadal. Fue descrito por primera vez en 1950 por El Sadr y Mina. Chait describió que la aorta y la arteria mesentérica superior forman los dos brazos del “cascanueces” y que pueden potencialmente comprimir la vena renal izquierda. Suele producirse en personas relativamente jóvenes y previamente sanas. La compresión conlleva a una hipertensión en la vena renal izquierda, lo cual puede producir una ruptura de su fina pared en el fórnix del cáliz renal.