Miguel Ángel Gómez, a la derecha, estrecha su mano con Ronaldo, presidente del Valladolid, durante su etapa en la entidad blanquivioleta. | Real Valladolid

0

Miguel Ángel Gómez (Sevilla, 1975) ya es oficialmente el nuevo director deportivo de la UD Ibiza, que hizo pública este jueves la noticia. Será, por tanto, el encargado de perfilar la plantilla de la segunda temporada de los pitiusos en LaLiga SmartBank, categoría que tienen asegurada tras firmar un gran curso 2021-22.

«La UD Ibiza anuncia la incorporación de Miguel Ángel Gómez como nuevo director deportivo de la entidad. El nuevo responsable de área técnica ha firmado un contrato por lo que resta de temporada y dos más. Miguel Ángel Gómez será el encargado de dirigir y diseñar el nuevo proyecto deportivo conforme a los objetivos estratégicos de la UD Ibiza», señala la entidad unionista en su comunicado.

«Durante el mes de junio, el director deportivo informará de la nueva estructura del área deportiva del club, así como la de sus miembros y funciones. Miguel Ángel Gómez será presentado antes los medios de comunicación en las próximas fechas», sentencia la nota.

En su etapa con el club vallisoletano, que duró cuatro años, el andaluz, que se siente cordobés –concretamente de Hinojosa del Duque– pese a su origen hispalense, disfrutó de un ascenso a Primera División y dos permanencias en dicha categoría. Él y el entrenador Sergio González fueron destituidos por la directiva del Valladolid en mayo del año pasado, apenas unas horas después de consumarse el descenso a Segunda División.

La principal etapa de Gómez en el mundo del fútbol la vivió en el Sevilla. Tras formarse como entrenador, se unió al club sevillista con sólo 22 años. Allí fue siempre la mano derecha de Monchi y coincidió con el futbolista celeste Javi Vázquez, que este curso estuvo cedido en el Racing de Santander y al que le queda otro año de contrato con los ibicencos.

El puesto de director deportivo estaba vacante en la UD Ibiza desde que Fernando Soriano fuera destituido hace un mes. El maño se había unido a los pitiusos en diciembre de 2018 y formó parte del proyecto de ascenso a la segunda categoría nacional.