Una imagen de un partido de la UD Ibiza HC Eivissa esta temporada. | Arguiñe Escandón

0

No pudo ser. La UD Ibiza HC Eivissa no peleará por el ascenso en la última jornada. Los pitiusos cayeron este sábado (33-27) víctima de sus errores y las matemáticas ya no salen. El San Pablo Burgos fue el ejecutor, pero fueron los errores propios los que hicieron que los celestes no pudieran tener opciones de regresar a la isla con los dos puntos.

Los ibicencos salieron bien plantados a la pista y en el intercambio de golpes, gracias a un gran Jorge Broto en la portería, se hicieron con la primera ventaja importante (3-5). Se había empezado bien, pero la falta de acierto en ataque hizo que el Burgos igualase el choque. 6-6 a los 15 minutos de juego.

El partido entró en una fase en el que las defensas se imponían en los ataques y cada gol costaba un mundo. La ventaja era siempre celeste, pero el gol ibicenco iba seguido por un empate.

En el minuto 23, el Burgos tomó la iniciativa con el 11-10. La ventaja local siguió en aumento y pronto el marcador reflejaba el 13-10. Aún así el conjunto e Eugenio Tilves no le perdió la cara al partido y consiguió llegar al descanso un gol abajo (14-13).

En el inicio de la segunda parte, el partido siguió con la misma igualdad y los cinco primeros minutos se consumieron con un intercambio de golpes y dos goles para cada equipo (16-15), eso sí, lo celestes habían marrado un lanzamiento de siete metros.

El partido cambió en el minuto siguiente con la lesión de Pereiro. El jugador ibicenco perdió el apoyo al intentar arrancar una carrera y se fue al suelo. El dolor le impidió seguir sobre el terreno de juego. Puede que la lesión tuviese algo que ver o quizás no, pero lo cierto es que los siguientes tres ataques celestes se convirtieron en tres pérdidas que el Burgos castigó para subir la diferencia a cuatro goles (19-15).

Los errores condenaban a los ibicencos. Vicente Sancho fallaba un siete metros y en la contra llegaba el gol local (21-16). Eugenio Tilves intentó buscar una reacción pidiendo un tiempo muerto, pero esta no llegó. Nueva pérdida y nuevo gol del Burgos. Así era imposible.

Tampoco había intensidad defensiva y los locales atacaban a placer. Al ecuador de la segunda parte, siete goles de diferencia (24-17). Tras esta máxima ventaja, hubo un conato de reacción por parte de los pitiusos que redujeron la renta a tres (24-21).

Un intento de remontada que se frenó en una acción que saldó con gol para el Burgos y exclusión de Bodí (25-21). A los 22 minutos, la ventaja volvía a ser de siete goles y ahí acabó el partido.    Los minutos y los goles fueron cayendo hasta el definitivo 33-27.

La UD Ibiza HC Eivissa no pudo llegar a la última jornada con opciones de pelear por el ascenso. Eso no empaña una gran campaña que concluirá la próxima semana en Ibiza ante el Guadalajara, el líder y ya nuevo equipo de Asobal.

Ficha técnica

UBU SAN PABLO BURGOS: Moral, Vera, Gallardo (1), Ernesto (3), Espinosa (2), Suárez (6) y Ceballos (3) –siete inicial–, Karlov (5), Dalmau, Alberto González (3), Roberto Pérez (2), García, Lodos (1), Marcos (3), Villanueva y Tamayo (4).

UD IBIZA HC EIVISSA: Broto, Bodí (3), Torres (3),    Pereiro (3), Sancho (5), Castro y Rodríguez –siete inicial–, Sanz (3), Bernárdez (5), Javi Rodríguez (2), Navarro, Adrián Fernández, Prada (1), Iriarte (2) y Gamallo,

Árbitros: Jorge Rodríguez y Alejandro Núñez. Excluyeron al local Dalmau, así como a los visitantes Sanz (2) y Bodí (2).

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 4-5, 6-6, 8-9, 12-10, 14-13 (descanso), 16-15, 20-16, 24-17, 26-21, 28-24    y 33-27.

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada del grupo por el título de División de Honor Plata, disputado en el polideportivo de El Plantío.