Vista de parte de la ciudad de Ibiza. | Archivo

10

La UD Ibiza no es una excepción a la problemática que vive la isla. El club que preside Amadeo Salvo también sufre el problema de la vivienda. Unos de los principales quebraderos de cabeza de la entidad celeste es encontrar vivienda para sus jugadores y el cuerpo técnico.

En la rueda de prensa de presentación del nuevo entrenador Javier Baraja, el director deportivo, Miguel Ángel Gómez, ha confesado que venían de cerrar uno y el propio Amadeo Salvo, ha asegurado estar «agotado con eso».

La UD Ibiza está encontrando problemas por la falta de disponibilidad y también por los altos precios, algo que también influye y mucho a la hora de confeccionar la plantilla, ya que los gastos del alquiler también entran en los gastos del club que determinan el tope salarial de la entidad.