0

El IV Campus Ibiza Goalkeepers llegó este viernes a su fin en el Campo Municipal Kiko Serra de Sant Jordi, una edición que ha contado con su récord de participación. Un total de 73 porteros–anteriormente nunca se había superado el medio centenar– pasaron por este campamento de preparación específica para guardametas, el único de este tipo en la isla.

El organizador José María Díaz Berrocal calificó con un «notable alto» el nivel actual de los cancerberos pitiusos. «En fútbol 8 hay porteros con una proyección muy buena, con aptitudes innatas. Portero puede ser cualquiera, pero que lo lleve dentro hay pocos. He tenido la suerte de tener muchos porteros con muy buenas cualidades este año», dijo. Además, también tuvo palabras para los de categorías superiores, los de fútbol 11: «Si los clubes siguen trabajando a estos chicos y dedicándole tiempo, posiblemente en el futuro tengamos nuevos porteros en categorías altas».

En este campus se intenta «aportar un granito de arena para corregir ciertos vicios o errores». «Sobre todo, se pretende que se sientan a gusto y disfruten de lo que más les gusta: ser porteros. Hemos dedicado dos horas diarias de preparación específica de porteros, trabajando diversas acciones de juego real y ejercicios de coordinación», expuso José María Díaz Berrocal.