0

Álex Díaz puso al tenis de mesa ibicenco en lo más alto del continente. El joven palista del Portmany participó este fin de semana en los European Para Youth Games, el campeonato de Europa de deporte adaptado para jóvenes promesas. Una cita que se celebró en Finlandia y en la que brilló el ibicenco que se proclamó campeón de Europa por equipos haciendo pareja con el croata Borna Zohil.

La irrupción de Díaz no es algo nuevo. Este palista lleva mostrando su nivel desde hace tiempo midiéndose a jugadores sin discapacidad y participando en campeonatos de España. Desde hace un año forma parte de la selección española de para tenis de mesa y su crecimiento no cesa.
Él es consciente de su nivel y aunque se mostró muy feliz por el oro conseguido por equipos, se quedó con un regusto amargo de no haber podido lograr una medalla en el cuadro individual, donde cayó en cuartos de final.

Lamentó que la faltó «un poco de experiencia» para haberse llevado un partido muy igualado que se decidió por pocos detalles.

Esa espinita se la pudo sacar en el cuadro de dobles donde llegaron a la final contra los británicos Ryan Henry y Theo Bishop. Tras perder el dobles, tanto él como Zohil se llevaron el partido individual para colgarse la medalla de oro.

Un título que le supone un «un chute de energía grandísimo y de motivación». Además, Díaz tuvo palabras de agradecimiento para su entrenador José Ramírez: «Si no fuese por el gran esfuerzo y constancia conmigo no podría estar hoy con la selección».

Por último, destacó la importancia que están teniendo este tipo de citas internacionales en su crecimiento como jugador. «La experiencia es lo que gana, en el tenis de mesa se necesita mucha concentración e iremos mejorando. Llevo un año en la selección y voy creciendo», concluyó.