Javi Pérez, de la UD Ibiza, conduce el balón ante la atenta mirada del jugador tinerfeñista Sergio González. | Juan Garcia Cruz

0

La situación actual de Javi Pérez en la UD Ibiza se ha convertido en una especie de expediente X. El jugador no se encuentra realizando la pretemporada con el primer equipo ni pasó la pertinente revisión médica previa al inicio de los entrenamientos. Para más inri, Miguel Ángel Gómez, director deportivo del club, no ha aclarado este jueves el asunto: «La situación de Javi Pérez es algo que el club está tratando con él. Es un tema que ya iréis conociendo».

Javi Pérez tiene contrato haste el año 2024. La entidad unionista extendió su contrato en junio de 2021 por tres años más. El mediocentro llegó a la Udé en la temporada 2019-20 procedente del Valladolid B y se convirtió en una pieza importante.

Sin embargo, en el curso del debut en Segunda División no ha tenido tanto protagonismo. El de Cabanillas del Campo (Guadalajara) fue de más a menos. Participó en 30 partidos, 17 de ellos como titular, si bien no llegó a ofrecer un rendimiento destacable. No marcó ningún gol y dio una asistencia en 1.536 minutos de juego, promediando 51,2 minutos por partido en dichas apariciones. Además, una lesión le impidió tener regularidad desde finales de febrero.

El hermetismo en torno al ‘caso Javi Pérez’ abre la posibilidad de una posible salida. De lo contrario, la respuesta del director deportivo habría sido más clara o habría desprendido una connotación diferente.

Lo cierto es que resulta algo chocante que el alcarreño no esté ni tan siquiera realizando la pretemporada habida cuenta de que el equipo está precisamente necesitado de centrocampistas. Además, lo normal sería que estuviera ejercitándose con los celestes al haber también un entrenador nuevo, Javier Baraja, que tendría así la oportunidad de verle trabajar en primera persona y conocer mejor sus condiciones y cualidades.

Cabe recordar que ahora mismo la UD Ibiza solamente tiene dos jugadores para el centro del campo aparte de Pérez: Pape Diop y Kévin Appin. Algunos futbolistas podrían desenvolvese en la medular por su polivalencia, pero no sería su puesto natural. Es el caso de Ekain, Gálvez y el recién fichado Álvaro García.