Momentos del acto de clausura del Campus Paco Redondo. | Tomás Sánchez Venzalá

0

La cuarta edición del Campus Paco Redondo echó este sábado el cierre con la celebración de su última jornada, en la que hubo diversión, partidos, entrega de premios, sorteos y la realización de una foto grupal para el recuerdo en el pabellón del Col·legi Sa Real.

Redondo, segundo entrenador del Real Madrid y director del evento, destacó que «año tras año se sigue contando con la confianza de todos» y recordó que, aunque la organización corre a cargo del club Sa Real, hay «un tanto por ciento altísimo de gente de otros clubes». «Es un campus en el que queremos integrar a otros clubes de la isla», agregó el técnico, que resaltó también «el incremento del baloncesto femenino con respecto a la primera edición».

El director del campus trajo estos días a dos cracks de talla mundial como Gaby Deck y Facu Campazzo, que este pasado curso militaron en el Real Madrid y los Denver Nuggets, respectivamente, por lo que deja el listón muy alto para el próximo curso. «Es el primer año que vienen de la NBA. Los niños, cuando ven a jugadores de ese nivel, son felices, les gusta hacerse una foto, que les firmen la camiseta, hacerles preguntas… Intentaremos año tras año mantener este nivel», dijo al respecto.

Redondo no le ve techo a este evento: «Será el que nos marquemos nosotros. Lo que tenemos que hacer es reinventarnos. Tenemos casi un 80 ciento de niños que ha venido los cuatro años. Yo no puedo hacer lo mismo el año que viene porque sería repetitivo. Nuestra labor es sorprenderles cada edición y hacer cosas nuevas».