Toni Vingut, durante la primera etapa del Rally Dakar | INGIN IBIZA

Unos problemas con la navegación lastraron este domingo a Toni Vingut en la primera etapa del Rally Dakar. El piloto portmanyí está viviendo su cuarta experiencia en el rally más duro del mundo y lo hace con la intención de dejar un buen papel. Tras el prólogo del sábado y esta etapa, Vingut es el decimotercero de la general con un retraso de 56 minutos y 46 segundos sobre el líder, el francés Alexandre Giroud.

En esta primera etapa los pilotos se tuvieron que enfrentar a 603 kilómetros, con una especial de 368 kilómetros cronometrados, en los que tuvieron que pasar por tramos pedregosos, pistas arenosas y en el tramo final las primeras dunas de esta edición.

En cuanto a Vingut, el ibicenco estuvo toda la etapa en la parte media de la clasificación. Son 18 los quads que han tomado la salida en esta edición y el portmanyí se movía en torno a la décima posición. Fue así hasta que se perdió. Un problema con la navegación –no fue el único piloto que sufrió en este aspecto– le obligó a dar la vuelta para recuperar un punto de control, perdiendo así mucho tiempo. Eso le hizo finalizar la etapa en la decimotercera posición, mismo puesto que ocupa en la general, ya que las diferencias en el prólogo fueron mínimas. Vingut empleó 5h52’14’ en completar la etapa por las 4h55’28’’ del francés Giroud.

El ibicenco se mostró tranquilo tras concluir esta primera etapa y aseguró haber disfrutado del recorrido. Además, está muy satisfecho con el rendimiento que está dando el quad y espera poder evitar problemas mecánicos.

Exhibición de Carlos Sainz
En cuanto al resto de categorías, el gran nombre propio fue el de Carlos Sainz. El español (Audi) protagonizó una gran remontada en la primera etapa en la que llegó a estar a 3:17 de su compañero Mattias Ekstrom, al que destronó en los últimos 90 kilómetros, en los que también superó al francés Sébastien Loeb (Bahrain).

El piloto madrileño completó los 367 kilómetros de especial en 3h20:41 y arrebató el triunfo al sueco, que acabó a 47 segundos, y al alsaciano, que se tuvo que conformar con la segunda plaza a 23 segundos.

Con la aplicación de sanciones, Ekstrom, al que le castigaron con 15 minutos, se vio relegado a la decimoquinta posición y su puesto en el podio fue para Yazeed al Rajhi (Overdrive), que también se vio beneficiado por el minuto que le endosaron al francés Guerlain Chicherit (GCK Motorsport).

Sainz, tres veces campeón del Dakar (2010, 2018 y 2020), logró su tercera victoria con el Audi híbrido y la cuadragésima segunda en sus 16 Dakar. Un triunfo con más mérito, si cabe, tras superar el primer contratiempo que se le presentó, un pinchazo.

Reforzado por su triunfo en la prólogo, el sueco Mattias Ekstrom (Audi) marcó el mejor tiempo (20:48) en el paso por el kilómetro 37, con 11 segundos sobre el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota). Sainz, que partía quinto, estaba entonces a 2:41 de su compañero de equipo. Al Matador le tocaba remontar.

El sueco se mantuvo al frente después de los 88 primeros kilómetros de especial, aunque con solo dos segundos sobre Guerlain Chicherit (GCK Motorsport) y Stéphane Peterhansel tercero a 1:27. Sainz iba a más, pero se dejaba 3:17 respecto al primero.

Los que andaban a la zaga de Ekstrom alternaban posiciones. Chicherit se mantenía segundo después de 133 kilómetros, a 1:03 y Sébastien Loeb (Bahrain) pasaba a la tercera plaza, todavía lejos de los que tenía por delante en la clasificación de la etapa, a casi dos minutos del de Audi.

El francés asaltó la segunda posición en el punto de paso del kilómetro 168, el penúltimo de referencia antes de la meta, pero no era capaz de recortar diferencias con el líder. Sainz, sexto en ese momento, estaba a casi cuatro minutos de Ekstrom y a menos de dos del nueve veces campeón del mundo de rallies.

La victoria empezó a complicársele a Ekstrom tras 277 kilómetros de especial, a 90 para el final de etapa. Por detrás, apretaban. La situación había mejorado considerablemente para Sainz. En el último ‘waypoint’, el español pasaba tercero con el mismo tiempo que Chicherit, a 58 segundos Loeb y a menos de dos minutos del líder, con Al-Attiyah a 25 segundos.

Sainz completó la épica en la parte final de la etapa y acabó con 23 segundos de renta sobre el alsaciano, 47 respecto a Ekstrom y más de un minuto sobre Chicherit. Además, le metió 7:09 a Al-Attiyah, quien tuvo otros diez segundos de penalización.

En la general, el madrileño lidera con 10 segundos sobre Loeb y 2:01 sobre Al Rajhi. El vigente campeón, Al-Attiyah, es sexto a 7:17 y el segundo mejor Audi, el de Peterhansel, está a 8:51 del líder.

Motos
Por otro lado, sobre las dos ruedas, el estadounidense Ricky Brabec (Honda) se impuso en la primera etapa de motos del Rally Dakar 2023 después de que la organización aplicara sanciones a los dos primeros clasificados, el australiano Daniel Sanders (GasGas) y el chileno Pablo Quintanilla (Honda), y al español Joan Barreda (Honda).

Fue un pésimo día para GasGas ya que, además de la sanción a Sanders que le quitó la victoria, perdió al vigente campeón del rally, Sam Sunderland, que abandonó tras un accidente.

El nuevo podio lo completó el estadounidense Mason Klein, que rozó su primer triunfo, mientras que Barreda, a pesar del castigo, repitió la posición de la prólogo (cuarto).

Este lunes tendrá lugar la segunda etapa con un recorrido de 589 kms entre Sea Camp y Alaula, 430 de ellos dedicados a la especial del día. Esta etapa seguirá siendo principalmente de pistas cerradas en las que la precisión en la conducción será recompensada. Se atravesarán unos cañones al principio y luego, cerca de la meta, el tramo final se disputará entre dunas, con una vista de los majestuosos templos nabateos en el horizonte.