Baleares es la comunidad donde más ha crecido la población hasta julio de este año. | Redacción Digital

68

La llegada de inmigrantes a la Isla se reactiva con la mejora de la situación económica y en los seis primeros meses del año llegaron 7.422 extranjeros frente a los 12.535 de todo el año anterior. La mayor parte de los recién llegados (3.159) proceden de la UE, pero hay 1.580 que llegaron procedentes de Sudamérica.

La tendencia también es similar con respecto a los recién llegados de la Península: la diferencia entre los que se fueron y llegaron arroja un saldo positivo de 3.542 peninsulares en los seis primeros meses del año, lo que sitúa a Balears como la segunda comunidad a la que más se emigra desde otras comunidades, solo por detrás de Madrid. En 2010, por ejemplo, el saldo fue negativo en 1.139 personas.

La llegada de inmigración no supone que se pare la emigración de ciudadanos de Baleares al extranjero. En los seis primeros meses del año lo hicieron 825 personas, frente a los 1.171 de todo el año anterior, lo que indica que muy probablemente este año se producirá un ligero repunte. La mayor parte esos emigrantes se fue a un país de la Unión Europea.