Bauzá en una imagen de archivo junto a Cañellas, fundador del PP. | Pere Bota

58

El PP Balear no tiene constancia de que José Ramón Bauzá pagase su cuota de afiliado entre los años 2010 y 2015, cuando ejerció de presidente del partido y tenía el control absoluto de la organización.

La cuota es de 36 euros anuales. El PP sabe cuando un afiliado abona porque debe efectuar el ingreso en las dos cuentas destinadas a tal efecto, una en el Banco Popular y otra en el BNM (Sa Nostra). «No hay posibilidad de error ya que ambas cuentas se destinan a tales efectos. No hay rastro de Bauzá cuando presidía y estaba obligado a la ejemplaridad», señalan fuentes de la dirección del PP.

El PP distingue entre afiliados y simpatizantes. Los primeros son los que pagan cuotas y los segundos, no. Ahora Bauzá es de nuevo candidato a la presidencia. En el inminente congreso de Madrid quedará clarificado si los simpatizantes (los que no pagan) tienen derecho a voto en el próximo proceso interno del PP-Balear. Ahora el PP está «mirando» si ha pagado 2016.

Donde «sí ha cumplido» es en las «donaciones» al partido en estos años, «un tres por ciento de sus sueldos públicos, de presidente, diputado y senado. Lo abonan todos los altos cargos. Pero los demás han abonado la cuota, Bauzá no». Estas donaciones al partido conllevan ventajas fiscales, según la normativa de financiación de partidos.