El Consell de Govern aprobará este viernes el plan y se podrán presentar proyectos hasta el 4 de agosto. | PERE BOTA

1

La Comisión del Impuesto del Turismo Sostenible aprobó ayer –con la abstención de CAEB y PIME Baleares– el plan anual de 2017, dotado con 64.687.938 euros, de fondos provenientes del impuesto turístico. La principal novedad, según detalló el propio vicepresidente y conseller d’Innovació, Recerca i Turisme, Biel Barceló, es que se volverá a comprar «espacios emblemáticos protegidos».

Barceló no llegó a concretar qué espacios están en la lista, afirmando que «sería una imprudencia hablar de los proyectos, que tienen de plazo hasta el próximo 4 de agosto para ser presentados».

En lo que sí enfatizó el vicepresidente fue que las prioridades inversoras, aparte de la compra de espacios naturales, «estarán centradas en rehabilitar patrimonio histórico y cultural, diversificar la economía, proteger y recuperar el medio natural y mejorar el ciclo del agua».

La consellera d’Hisenda i Administracions Públiques, Catalina Cladera, puntualizó que durante este ejercicio 2017 la Agencia Tributaria de les Illes Balears (ATIB) recaudará unos 60.690.000 euros. A esta recaudación hay que añadir el remanente de la liquidación definitiva del impuesto para 2016, que ha sido de 3.997.938 millones.

Preguntados ambos sobre la posibilidad de aumentar la tasa de cara al próximo año, tanto Cladera como Barceló coincidieron en señalar en la necesidad de evaluar el impacto que ha tenido el impuesto durante el año que lleva vigente y valorar dicha opción.

La comisión aprobó también que la Agencia de Turismo de Balears (ATB) sea la encargada de gestionar y evaluar el seguimiento de la ejecución de los proyectos aprobados.