Los transportistas asumen los nuevos precios de las navieras para no perder clientes

| Palma |

Valorar:
preload
El 65 % de las mercancías que se transportan desde la Península a Baleares se verán afectadas por el incremento de la subida de los fletes marítimos por parte de las navieras Baleària y Trasmediterránea, de ahí el impacto negativo en todos los sectores productivos.

El 65 % de las mercancías que se transportan desde la Península a Baleares se verán afectadas por el incremento de la subida de los fletes marítimos por parte de las navieras Baleària y Trasmediterránea, de ahí el impacto negativo en todos los sectores productivos.

Transportistas de Mallorca se verán obligados a asumir los nuevos incrementos de precios en los portes (fletes) de mercancías que las navieras aplicarán a partir del 1 de enero de 2020, que llegan hasta el 20 %, para no perder clientes, según afirma la Federación de Transportes de Mercancías de Mallorca englobada en la FEBT.

El presidente de esta patronal, Ezequiel Horrach, muestra la preocupación de las pequeñas y medianas empresas: «Hay pymes que ya han recibido la notificación oficial de sus clientes de que no aceptarán incrementos de hasta un 20 % y que en caso contrario cambiarán de transportista. Esto dejará a muchas empresas en una delicada situación económica, porque tendrán que asumir unos costes que afectarán a su cuenta de resultados».

Baleària y Armas-Trasmediterránea ya han comunicado a los transportistas los incrementos acordados que aplicarán en el tráfico de mercancías, que oscilarán entre el 10 y 20 %, según sea una gran o pequeña empresa, respectivamente.

Normativa comunitaria

Las navieras justifican el aumento de los fletes (uso marítimo del barco para transporte) porque el cumplimiento de la normativa IMO 2020 les obliga a reducir al 0,5 % el límite de azufre en el combustible que utilizan en estos momentos en los buques.

Esta directiva comunitaria «nos insta a reducir las emisiones de óxido de azufre y optar por combustibles más sostenibles, como es el fueloil o el gasoil, de ahí que tenemos que extrapolar a nuestros clientes el coste del cambio del combustible por ser más caro», puntualizan desde Baleària y Trasmediterránea.

Explican, además, que este cambio de combustible le supone incrementar un 14 % los costes de explotación por buque y ruta.

Horrach afirma que ante esta nueva coyuntura «se producirá un incremento de los precios en todos los productos, tanto a los consumidores como a las empresas. Se pagará más que ahora, lo cual tendrá una lógica incidencia en el IPC del próximo año».

La patronal del transporte añade que a esta situación compleja «hay que sumar la decisión de la Autoritat Portuària de Balears de incrementar un 20 % el precio de la luz y el agua a las navieras y empresas que operan en el puerto de Palma. Esta situación agrava la situación y coloca ante una compleja encrucijada al mundo empresarial».

La nueva política de precios en los portes marítimos preocupa al Govern, Cámara de Comercio y la patronales CAEB y PIMEM, más en concreto ante una evolución de la economía balear llena de incertidumbres en 2020.

La Conselleria de Mobilitat i Habitatge ha mantenido reuniones con las navieras y transportistas para evaluar qué medidas se tienen que adoptar para contrarrestar la subida de los portes marítimos. Las patronales afirman que con un Régimen Especial (REB) «está situación quedaría resuelta de raíz».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.