Terrazas en la zona del West End de Sant Antoni. | DANIEL ESPINOSA - Archivo

3

El Govern, patronal y sindicatos acordaron ayer un gran acuerdo marco para mantener el empleo en Balears, en el que se incluye la congelación salarial durante un año en los convenios de hostelería, comercio y transportes, medida que afecta a unos 200.000 trabajadores en todas las Islas.

Armengol detalló ayer que ese aplazamiento sería de un año en los plazos que fija cada uno de los tres convenios, en una rueda de prensa telemática tras una reunión de la mesa de diálogo social para hacer un seguimiento de las medidas adoptadas para afrontar las consecuencias de la COVID-19.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, tras finalizar la reunión de la Mesa del Diálogo Social, señaló que aplazar las subidas salariales un año es «un esfuerzo tremendo de trabajadores y empresas» que busca «mantener vivas las empresas y los puestos de trabajo».

Ante este esfuerzo, destacó y agradeció la actitud de los sindicatos al adoptar esta recomendación de aplazar unos convenios que lograron con un gran trabajo negociador.

Sindicatos

Los sindicatos UGT y CCOO coincidieron en resaltar que el acuerdo alcanzado «es un ejercicio de responsabilidad imprescindible para frenar las consecuencias derivadas de la crisis provocada por el coronavirus».

Para UGT el acuerdo de la Mesa de Diálogo Social supone un «sacrificio importante para las trabajadoras y trabajadores de la hostelería, el comercio y el transporte turístico, que verán congelados sus salarios este 2020».

La subida salarial para este año estaba fijada en un 3,5 % en el sector de la hostelería y un 3 % en comercio y transporte discrecional. UGT y CCOO señalan que está previsto que estos incrementos se apliquen el próximo año, cuando se espera la reanudación de la actividad turística.

Los sindicatos apuntan que en la situación actual, con la actividad económica frenada en seco y la incertidumbre de cuándo se reactivará, «no hay otra salida que toda la sociedad rememos al unísono para que las personas puedan mantener sus empleos y no se asuman mayores costes sociales y económicos».

CCOO añade que toca hacer un sacrificio global «de ahí que se deberá conjugar de manera muy inteligente y con mucha altura de miras las medidas de protección y flexibilidad en el empleo»

Los sindicatos y la patronal, con la negociación del Govern, han entendido a la perfección que en el actual contexto de incertidumbre se tenía que actuar con criterios de futuro.

Sindicatos

La congelación salarial es una parte más de un paquete de actuaciones laborales y empresariales que tienen como objetivo evitar el cierre de empresas y garantizar a los trabajadores de hostelería, restauración y transporte turístico una viabilidad futura de sus empleos en un contexto más favorable.