Coronavirus

Negueruela descarta priorizar la vacunación en el sector turístico

El embajador británico Hugh Elliot anuncia en Palma que Londres comunicará en breve si cataloga a Balears como «zona verde» segura

| Palma |

Valorar:
Gabriel Escarrer, el embajador Hugh Elliot y la vicecónsul Lucy Gorman.

Gabriel Escarrer, el embajador Hugh Elliot y la vicecónsul Lucy Gorman.

El portavoz del Govern y conseller de Turisme i Treball, Iago Negueruela, afirmó este jueves que en Balears se continuará vacunando a la población según el orden establecido por los expertos sanitarios «sin dar prioridad al sector turístico ni al hotelero», en clara alusión a la estrategia de las cadenas mallorquinas en la República Dominicana que están vacunando a sus empleados.

«En primer lugar, se encuentran los colectivos de riesgo y personas mayores, los profesionales sanitarios de primera línea y empleados públicos como profesores o policías. A continuación se está vacunando según la franja de edad de la población», añadió Negueruela ante la presencia del embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliot, tras ser recibido el diplomático británico en audiencia en el Consolat por la presidenta Francina Armengol.

El conseller afirmó: «Siete de cada diez trabajadores de las Islas trabajan directa o indirectamente en el sector turístico. Sería muy complicado decidir quién se vacuna antes, si a los empleados de hoteles, a los de bares y restaurantes o a los de tiendas de los souvenirs. La diferencia con la República Dominicana es que el país caribeño funciona a través de complejos (resorts) vacacionales y aquí, en Balears, la industria engloba a toda la cadena de valor turística».

Las cadenas hoteleras valoraron este jueves de forma negativa la respuesta del conseller «porque lo que interesa es ser un destino seguro a la mayor brevedad y acelerar al máximo el plan de vacunación en todos los sectores».

El embajador británico Hugh Elliot, por su parte, aseguró que la petición que le hizo este jueves la presidenta Armengol, de que las Islas sean consideradas al margen de la Península en el momento de fijar el «semáforo verde», está «bien fundamentada» y que los intereses en la reapertura son comunes aunque no desveló si finalmente el archipiélago recibirá un trato diferencial. «Más no puedo decir», apuntó.

El diplomático lo único que anunció es que el Foreign Office dará a conocer en breve, quizás el próximo 7 de mayo, si Balears quedará catalogada como «zona verde» segura este verano para los británicos y no tengan que realizar la cuarentena a la vuelta de sus vacaciones de las Islas.

Elliot resaltó la capacidad de secuenciación del virus que ha logrado desarrollarse en Balears, ya que, a su juicio, «la evolución del virus y las nuevas cepas y variantes serán en el futuro un elemento clave a estudiar». También destacó el «enorme esfuerzo aplicado por el Govern en la contención de la pandemia en forma de limitaciones y restricciones, que es una inversión para que el turismo británico regrese de forma segura».

Al respecto, resaltó: «Tenemos toda la información para evaluar la solicitud de Balears y se estudiará con detalle, pero hoy por hoy, no se puede decidir».

El Govern afirmó este jueves que las Islas han llegado a una situación epidemiológica que debería permitir la apertura, ya que cuentan con los controles necesarios en puertos y aeropuertos e infraestructuras que dan seguridad a los visitantes. «Sabemos que los británicos quieren venir y nosotros queremos que vuelvan» puntualizó el conseller.

Para el embajador británico «lo último que queremos hacer es abrir y después tener que volver a cerrar, que sería lo peor para todos. La apertura turística tiene que ser cautelosa y paulatina para no tener que confinar de nuevo». Ante la exigencia de pruebas PCR para los turistas británicos y el posible efecto que podría tener en el volumen de viajeros, Elliot reconoció que «va a ser un poco más caro irse de vacaciones, pero es el precio que hay que pagar para ello».

Preguntado sobre el certificado sanitario, enfatizó que el Reino Unido «también está estudiando su aplicación».

Sobre la apertura del destino balear, el embajador mantuvo por la tarde una reunión con el CEO de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume. Ambos coincidieron en la ventaja de las islas «como destinos seguros y más controlables por su insularidad» y que ello facilitará la implantación de corredores seguros.

Escarrer le mostró su preocupación porque el ‘Brexit’ y la COVID «no deben evitar el flujo de viajeros a Balears y resto de destinos españoles en los que Meliá está presente». Asimismo, pidió la máxima colaboración del Gobierno británico para que los británicos cumplan la normativa de turismo de excesos en las Islas.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

J
Hace 6 meses

Borreguito de lo que diga su jefe, siguen a paso cambiado y lo lamentaremos.
Valoración:-1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1