Ejercicio complicado. La TUI se ha visto salpicada de lleno por las restricciones sanitarias, pero al mismo tiempo ha logrado con los bancos aplazar hasta 2025 el pago de los créditos concedidos. | Phil Noble

3

Pequeñas, medianas y grandes cadenas hoteleras de Balears muestran su preocupación por la situación económica de la TUI, el gigante turístico alemán, que anunció este jueves una pérdida neta de 2.409 millones de euros en los primeros trimestres de su ejercicio, desde octubre pasado a junio.

TUI dio a conocer que la facturación ha bajado en los nueve primeros meses de su actual ejercicio hasta 1.365,9 millones de euros (-79,6 %), debido a que se mantienen restricciones de viajes en todo el mundo por la pandemia. Pero el grupo turístico puntualiza que «tan pronto como se levanten las restricciones a los viajes en los mercados, las reservas aumentarán significativamente».

Para dar a conocer su situación y analizar la evolución de la temporada, está previsto que la próxima semana se desplacen a Palma el CEO de TUI Alemania, Sebastian Ebel, y directivos del grupo turístico en el Reino Unido. El objetivo de la reunión tendrá como objetivo calmar los ánimos de los hoteleros y empresas de las Islas que realizan servicios a TUI, caso de transportistas y empresas de actividades turísticas.

Lo que sí ha trascendido, es que la TUI ha decidido aplazar un mes los pagos pendientes por falta de liquidez. En vez de pagar cada mes, lo hará ahora a los sesenta días.

El consejero delegado del grupo TUI, Fritz Joussen, señaló ayer que la demanda de los clientes y las reservas se mantienen elevadas cuando se retiran las restricciones estatales a los viajes: «Donde el estado vuelve a dar una libertad empresarial normal, tenemos mucho éxito, donde los estados intervienen y restringen la libertad empresarial, estas intervenciones impactan en las reservas», apuntó.

TUI explicó en un comunicado emitido desde su sede central en Hannover que «Balears, especialmente Mallorca, y las islas griegas de Creta y Rodas, están entre los destinos más populares de los clientes de TUI en esta temporada de verano».

Revisión a la baja de las previsiones respecto a 2019

La capacidad de los meses de verano de 2021 se sitúa en el 60 % de la del verano de 2019, por lo que ha sido revisada a la baja. En mayo TUI dijo que su operativa se situaba este año en el 75 % respecto a la temporada previa a la pandemia. La evolución de las reservas marca esta tendencia.