La escalada de precios se inició en el segundo trimestre del año por la subida de la electricidad y afecta a la cesta de la compra.  | Jaume Morey

0

El aumento de los precios no da tregua y el mes pasado se registró un incremento histórico. El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 5,6 % en octubre en Balears en comparación con el mismo mes del año pasado, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de un alza ligeramente por encima de la contabilizada a nivel estatal (5,4 %), aunque en ambos casos se trata de la más elevada desde principios de los años noventa. La escalada de precios se inició a partir del segundo trimestre del año, como se aprecia en el gráfico adjunto, y alcanza un nuevo máximo en la recta final del año, con la Navidad a la vuelta de la esquina.      Este encarecimiento de los bienes y servicios que adquieren los ciudadanos se traduce en un empobrecimiento de su capacidad adquisitiva, según explicó el director técnico de la Fundació Impulsa, Antoni Riera.

De acuerdo con la información recogida por Europa Press, los salarios pactados en convenio subieron de media en Balears un 2,94 % hasta octubre. Se trata de una cifra inferior al IPC y que constata esta pérdida de poder de compra.    Del conjunto de convenios, 21 eran de empresa, con efectos sobre 2.800 trabajadores y una subida salarial media del 1,38%; otros ocho eran convenios sectoriales, con cobertura a algo más de 150.000 trabajadores, con una subida salarial media del 2,97 %. Hay que tener en cuenta que gran parte de estos trabajadores pertenecen al sector turístico y que no están ocupados todo el año. Es más, en 2021 la temporada comenzó más tarde de lo habitual, por lo que buena parte del año, en el mejor de los casos, han cobrado una prestación. Respecto a los motivos que provocan esta subida sin precedentes del IPC se encuentra como principal factor el incremento de la luz. En las Islas, la electricidad, el gas u otros combustibles se encarecieron un 54 % en comparación con un año antes.

Riera indicó que el aumento de los precios «está muy vinculado con la cesta de bienes relacionados con la energía y el petróleo, así como con los que se han visto afectados por el corte de la cadena de suministros». Estos factores encarecen los productos importados, como son los alimentos y los bienes intermedios, explicó. En este sentido, detalló que Balears tiene una dependencia de bienes del sector primario superior al 60 %, mientras que en relación a los bienes intermedios –como pueden ser hierro o acero– alcanza el 70 %. En el caso de la energía, esta dependencia supera el 90 %. «Estas cifras explicarían esta subida de la inflación», concluyó Riera, quien advirtió que repercutirá en el bolsillo de la ciudadanía. Además la electricidad, algunos productos básicos que se encarecieron de forma considerable el octubre son el aceite (24,1 %) o los huevos (7,4 %), entre otros.