Ómicron ya ha producido sus primeros efectos, de momento, en el tráfico internacional.

10

«La alarma que se ha generado sobre la variante ómicron de la COVID-19 es desmedida para la información que se tiene al respecto a fecha de hoy». Son las declaraciones que realizó ayer a este periódico el coordinador del Servicio de Microbiología del Hospital de Son Espases, el doctor Antonio Oliver.

Explicó que, por el momento, la información de que se dispone sobre la transmisibilidad, la gravedad y la resistencia a las vacunas existentes de la nueva variante detectada en Sudáfrica es más bien escasa. «Se va demasiado rápido en alarmar», aseguró el doctor.

Si bien reconoció que «todo apunta» a que la ómicron es más transmisible, hay que esperar a contar con más datos al respecto. En cuanto a si los cuadros son más graves entre quienes se contagian con la nueva variante, señaló que «por ahora parecen más leves». «Hay muchas más cosas que no sabemos de que las que conocemos», indicó, por lo que instó a «estar más vigilantes, pero no alarmar».

Por el momento, esta variante no se ha detectado en las Islas, aunque Oliver da por seguro que llegará. «No sé si será esta semana o la próxima», admitió, al tiempo que recordó que han llegado las anteriores variantes. Para poder detectarla, el Servicio de Microbiología de Son Espases cuenta con todas las herramientas necesarias, que son tanto las pruebas PCR como la secuenciación.

En este momento, el 100 % de las pruebas analizadas pertenecen a la variante Delta desde hace meses. «Lo que tenemos ahora es un repunte de casos, que es lo que nos preocupa», sentenció, si bien, subrayó que hay que estar atentos a la nueva variante.

Noticias relacionadas

En este sentido, indicó que las mutaciones de la ómicron «son relevantes y nos obligan a estar más vigilantes». De ahí la preocupación sobre la efectividad de las vacunas existentes contra la COVID-19. Reconoció que aunque estas mutaciones de la ómicron pueden asociarse a una menor eficacia de la vacuna, de forma global, «seguirá teniendo efectividad».

El doctor Oliver consideró «razonable» que las vacunas se vayan adaptando de forma paulatina a las nuevas variantes para una mejor efectividad. También valoró la posibilidad de inocular dosis de recuerdo cada año, aunque se trata de una estrategia que deben debatir y consensuar los expertos, así como determinar los colectivos que requerirían esta dosis de refuerzo.

Vacunación

El cualquier caso, y en base a las herramientas actuales, Oliver insistió en la importancia de la vacunación. Sobre acelerar el proceso en África, el continente con la tasa más baja de población inoculada contra el coronavirus, aseguró que es uno de los aspectos más importantes. «Las variantes ocurren donde hay muy poca tasa de vacunación, por lo que vacunar en estos lugares es una inversión para la salud global», advirtió.

Por último, el doctor mostró su creencia de que la COVID-19, como cualquier coronavirus, acabará siendo un virus estacional, aunque «no sabemos cuando».