Las farmacias han experimentado una gran demanda de test de autodiagnóstico. | Toni P.

30

La Conselleria de Salud ha notificado en el último mes y medio un total de 33.175 casos, lo que supone una cifra muy similar a los 36.938 casos que se notificaron durante todo el año 2020, el que estalló la pandemia en las Islas. La Conselleria de Salud informó ayer de que el primer día del año se realizaron 822 pruebas que dieron positivo, pero es muy probable que la cifra aumente en los próximos días ya que se trataba de un día festivo.

El ritmo de contagios de los días anteriores era de más del doble de esos contagios lo que ha provocado una explosión de casos que explica el hecho de que en 45 días se han notificado casi los mismos casos que en todo el año 2020.

En la Conselleria de Salud están preparados para que el pico de esta sexta ola siga subiendo debido a que la variante ómicron es mucho más contagiosa que las anteriores. Esta circunstancia, unida al hecho de que aún quedan días festivos a los que seguirán fiestas tradicionales, hacen prever un aumento de los casos, según reconoció hace unos días Javier Arranz, el portavoz del comité creado en el Govern para hacer el seguimiento de la COVID. «Esta primera embestida de ómicron nos da pistas de por dónde irá. Será menos grave», señala Arranz.

Aunque sea menos grave y los efectos de la enfermedad se confundan con un simple catarro, no deja de provocar trastornos y uno de ellos es que los profesionales sanitarios vuelven a contagiarse, lo que les obliga a quedarse confinados sin poder acudir a sus puestos de trabajo.

La Conselleria de Salud informó ayer de que hay 384 sanitarios enfermos y otros 98 en vigilancia. Según los datos del Ministerio de Sanidad, hasta el pasado 29 de diciembre han pasado la enfermedad un total de 1.951 profesionales de la sanidad.

En estos momentos hay 23.127 personas enfermas atendidas en Atención Primaria, otros 245 ciudadanos están ingresados en distintos hospitales de las islas y hay 63 enfermos en las UCI, que están al 18,47 % de capacidad. Un total de 135.960 personas han pasado la enfermedad desde que se detectó el primer caso febrero del año 2020.

La incidencia acumulada a 14 días es de 1.627 casos por cada 100.000 habitantes, la más alta desde que estalló la pandemia. A diferencia de los que venía sucediendo en las últimas semanas, la mayor parte de los casos no se dan entre los menores de 16 años, sino en la franja de edad que va de los 16 a los 29 años. La incidencia a 14 días es de 2.403 casos por cada 100.000 habitantes.

Ya hay 923.021 personas que han recibido las dos dosis de la vacuna, lo que representa el 89,01 % de la población diana, es decir, los mayores de seis años. Eso significa que sigue habiendo más de 100.000 personas en la Comunitat que aún no se ha inoculado ninguna de las dos dosis de la vacuna.

130 nuevos positivos en las Pitiusas

Las Pitiusas sumaron 130 nuevos positivos en las últimas 24 horas, 113 de ellos en Ibiza y 17 en Formentera. De manera que, el número de casos activos sigue batiendo récords en la isla con más de 2.500 contagios, un 2,6% más que el pasado viernes. La situación hospitalaria está mejorando ligeramente respecto a días anteriores, puesto que el número de ingresados en planta en Ibiza se ha visto reducido a 22 personas este fin de semana, el viernes la isla tenía a 24 hospitalizados. La nota negativa es que en las UCI continúan ingresados cuatro pacientes, uno de ellos en el Hospital de Son Espases, en Mallorca. La incidencia acumulada de contagios en Ibiza supera ya los 1.554 casos por 100.000 habitantes en 14 días.