Imagen de archivo de una farmacia. Foto: Josep Bagur

0

«No está cerrado porque nos quedan cuatro flecos pero está casi hecho», con estas palabras confirma el presidente del Col·legi de Farmacèutics, Antoni Real, que Balears seguirá la iniciativa, ya aprobada en Catalunya, de crear una plataforma digital para validar los test de antígenos positivos en COVID-19 sin que el paciente tenga que ratificar el resultado con una prueba PCR, como se hace ahora.

«Básicamente se ha pensado así para poder aliviar la presión del sistema sanitario», explica Real, quien reconoce que las farmacias de Balears siempre han tendido la mano a la conselleria. De momento, se están cerrando los protocolos y testando la plataforma informática para garantizar la confidencialidad y el buen uso de los datos. La previsión es que pueda presentarse la semana que viene.

Ahora mismo, las personas con síntomas o que son contactos estrechos pueden realizarse un autotest, a la venta en las farmacias. Cabe recordar que el hecho de que dé negativo no es una garantía de que no haya contagio y, en caso de síntomas, se recomienda el aislamiento y llamar al ambulatorio.

Sin embargo si el resultado es positivo, los autotest tienen más de un 95 % de fiabilidad. Hasta ahora, en estos casos, la pauta es que el paciente debe autoaislarse y pedir cita a InfoCOVID para hacerse una PCR que, normalmente, se da días después. Es entonces cuando se tramita una baja laboral con Inspección Médica desde el momento en que el paciente dejó de ir a trabajar.

Noticias relacionadas

A efectos del confinamiento, ahora se ha estipulado en siete días o bien hasta dos días después de dejar de presentar síntomas. El aislamiento oficial se inicia tras la prueba de PCR.

Esta nueva medida pretende revolucionar a pequeña escala este proceso, a la vez que agilizarlo y descomprimir la carga asistencial del sistema sanitario. La persona que sabe o intuye que es positivo en COVID-19 tendrá que realizarse el test de autodiagnóstico en una de las farmacias que se hayan adherido a la plataforma de Salut, bajo la supervisión de los trabajadores.

Si da positivo será la misma farmacia la encargada de notificarlo eliminando el actual paso de tener que llamar a InfoCOVID para ratificarlo con una PCR, y así obtener la baja médica. Los datos de la plataforma llegarán directamente a Inspección Médica que, desde el inicio de la pandemia con el estado de alarma, cogió el testigo de centralizar este servicio a nivel balear, para aliviar la labor de los médicos de familia.

«Nosotros tramitamos la baja directamente con la empresa y al trabajador le llegará un SMS porque ya no se imprimen partes», explica Joaquín García, jefe del departamento de Inspección Médica del IB-Salut. «Ahora pueden tardar algo más pero normalmente se notifica en unas 24 horas», añade, mientras afirma que «desburocratizar la Atención Primaria es una labor ímproba».