Una pareja de donantes en plena extracción de su sangre. | Arguiñe Escandón

0

El Banco de Sangre de Baleares advierte de que las reservas de sangre están al límite. La previsión, hasta fecha de este viernes, es para uno o dos días, cuando en una situación estable, los bancos de todo el país deberían contar con una semana de depósito. A pesar de todo, la demanda hospitalaria se la misma.

La directora técnica del Banco de Sangre, Teresa Jiménez, explica que este nuevo ‘tsunami' de contagios por COVID-19 está comprometiendo las donaciones. «Lo que está pasando ahora, en comparación con otras olas, es que muchos de los donantes están contagiados y no pueden colaborar».

La situación más crítica se encuentra en estos momentos entre los cero positivos y cero negativos. Una de las problemáticas radica en la imposibilidad

de solicitar a otras Autonomías la sangre, ya que «todos los bancos del país, y mundialmente hablando, estamos con carencia de donaciones», expone Jiménez.

El Banco de Sangre llama a la colaboración de la población balear a que, si no tienen síntomas compatibles con coronavirus, pidan su cita online en la web para donar. Actualmente, alrededor del 3 % de esta comunidad es donante. Sin embargo, la gran mayoría de los asiduos han tenido que cancelar sus citas o llamar al día siguiente para informar que habían dado positivo en pruebas de antígeno, explican desde el banco.

Como detalla Jiménez, esto significa que la sangre del donante ya no puede ser útil para los hospitales. Es por ello que estas últimas semanas, donde la cepa ómicron está contagiando más que cualquier otra y en un periodo posvacacional, están siendo especialmente difícil los bancos de sangre. «Necesitamos que más gente sea donante porque los más habituales, ahora mismo, no bastan. Hace falta incrementar ese número», apostilla la directora técnico.