Interior del supermercado Aldi en Ibiza.

4

Las organizaciones Aecoc y Asedas en Baleares, que integran a la cadena de valor de la alimentación y el gran consumo, han trasladado tanto a la Vicepresidència como a las conselleries de Salut y Treball del Govern su preocupación por la situación generada por la gestión de las bajas laborales en la actual ola de contagios . Por ello, han reclamado    medidas que eviten que la falta de personal afecte al correcto funcionamiento del sistema productivo. En un comunicado de prensa, aseguran que el incremento de bajas de trabajadores registradas en las empresas del sector «supone un gran problema administrativo ante las dificultades que estos encuentran para obtener el alta médica, debido a la congestión que sufre la Atención Primaria».

Según los cálculos de ambas organizaciones, con presencia en toda España, «uno de cada siete trabajadores que está de baja en este momento podría reincorporarse de inmediato, pero no lo hacen al no conseguir la autorización médica». Ante esta situación, reclaman que se facilite el alta laboral automática asociada a todas las bajas por coronavirus una vez superados los siete días que establece actualmente el periodo de cuarentena, siempre que el trabajador se encuentre bien y sin síntomas. Asimismo, solicitan que se estudie desde un punto de vista sanitario la posibilidad de acortar las cuarentenas al menor número de días posible, en línea con el ámbito educativo.