Vuelta al cole de los alumnos este 10 de enero. | T. Ayuga

0

Alternativa Sindicat de docents ha valorado este lunes el regreso de los alumnos de Baleares a las aulas tras las vacaciones de Navidad y la explosión de contagios de COVID-19 por el impacto de la variante ómicron, una vuelta que han calificado de «preocupante» tanto para los profesores como para los alumnos, ya que «las autoridades sanitarias y escolares proponen medidas que no se pueden cumplir». En un comunicado, ha pedido que la apuesta por la escuela presencial «debe hacerse de una manera segura aportando los recursos económicos y personales necesarios». Así, han afirmado que «los protocolos se han flexibilizado para educación Infantil (ya no se pondrá en cuarentena un grupo hasta que haya 5 casos) que, viendo la situación, parece una estrategia para contagiar a los alumnos. En Secundaria, los alumnos vacunados no tendrán que hacer cuarentena preventiva, no así los no vacunados».

Alternativa Sindicat de docents ha apuntado que se han reforzado «algunas medidas sanitarias, aumentar la distancia de seguridad a 1'5m en 3º y 4º de ESO (hasta ahora era de 1'2m) siempre que sea posible. Esta medida es claramente insuficiente por la falta de espacios que reiteradamente venimos denunciando».

Asimismo cuentan que el Govern, en una carta enviada a los centros, «recomienda el uso de mascarillas FFP2 y la correcta ventilación de los espacios donde se lleven a cabo las clases sin tener en cuenta las bajas temperaturas de estos meses que vienen. En otro aspecto, los permisos para el cuidado de hijos confinados continuarán sin retribuir como ya denunciamos el pasado mes de diciembre».