El procesado el día de la vista celebrada en Vía Alemania. | Juan P. Martínez

16

El hombre condenado a un año de prisión en un juzgado de lo Penal de Palma por el ataque mortal de sus dos perros a otro en el pueblo de Pina ha sido absuelto por la Audiencia Provincial. La Sala considera que el acusado no fue el responsable del delito de maltrato animal grave, tal y como señalaba la sentencia en primera instancia y que fue recurrida por su abogado, Óscar Fuster Clapés.

El suceso se remonta a las 18.00 horas del 29 de febrero de 2020. El hombre paseaba dos perros de la raza fila brasileiro, que está catalogada como potencialmente peligrosa, sueltos y sin bozal por una calle de la localidad de Pina. En un momento dado se cruzó con una vecina que paseaba a su perra, de raza mestiza. Los dos canes del imputado se abalanzaron sobre el de la mujer y empezaron a atacarlo. Le causaron multitud de heridas y lesiones por todo el cuerpo. El animal ingresó muy grave en una clínica veterinaria y su supervivencia resultó inviable, por lo que se le practicó horas después la eutanasia. El juicio se celebró en el mes de diciembre y semanas después el acusado fue condenado a un año de prisión por un delito de maltrato grave animal. También se le prohibió la posibilidad de tener animales durante tres años.

El procesado explicó el día de la vista que los animales se escaparon de casa poco después de salir él y lo ocurrido no fue más que «un accidente». Una testigo del suceso declaró en sala que escuchó los gritos en la calle y al acercarse a ver lo que había ocurrido vio a la propietaria del can fallecido que no paraba de repetir al acusado «me has matado a la perrita, vete de aquí». Ahora, la Audiencia ha revocado la sentencia del juzgado de lo Penal y le absuelve de toda culpa del comportamiento de sus perros.