Gómez ha informado de un ligero aumento en la ocupación en los hospitales públicos. | M. À. Cañellas

0

El comité de enfermedades infecciosas ha recomendado a la Conselleria de Salut que esté vigilante de los nuevos ingresos por COVID en los hospitales. La consellera Patricia Gómez ha informado este martes de un ligero aumento en la ocupación en los hospitales públicos donde hay 86 personas en planta y 20 en UCI. Sin embargo en las clínicas privadas este tipo de pacientes por coronavirus han bajado pasando de 18 a 15, mientras que hay otras seis personas en UCI.

El director general del IB-Salut, Juli Fuster recuerda que «la COVID sigue aquí, no se ha ido», y pide prudencia a la población. Fuster ha explicado que las medidas que se van tomando desde su departamento son escalonadas y se suceden si se demuestra que funcionan.

Por otra parte, la web habilitada para autogestionarse una baja laboral ha quedado acotada a profesionales de sectores concretos como son sanitarios, sociosanitarios o cuidadores de personas vulnerables. El resto de bajas por COVID según el nuevo protocolo de control, han explicado, se deben tramitar a través del médico de cabecera.