Agentes de la Policía Nacional investigan lo ocurrido.

0

La Policía Nacional ha abierto este sábado una investigación para aclarar las causas de la muerte de un hombre de 76 años de edad en una residencia de ancianos de Palma. La víctima cayó desde un primer piso y se golpeó contra una palmera. Todo apunta a que se trató de un suicidio.

Según ha podido saber este periódico, el septuagenario llevaba un tiempo ingresado en el centro y padecía algunas dolencias, por lo que estaba deprimido. Hoy por la mañana, el personal del edificio ha descubierto que se había precipitado desde un primer piso y estaba, aparentemente, sin vida, por lo que han dado aviso a la centralita telefónica del 091.

Los agentes han precintado la zona de la caída y han confirmado que el anciano estaba ya sin vida, por lo que han avisado al juzgado de guardia para que se autorizara el levantamiento del cadáver. En una primera inspección ocular, no se han hallado indicios extraños y se ha descartado que hubiera mano criminal.

El cuerpo sin vida ha sido trasladado hasta el instituto anatómico forense de Palma, donde se le practicará la autopsia en las próximas horas.