Imagen de un pleno del Parlament balear. | Pere Bota

0

La Comisión de Asuntos Institucionales y Generales del Parlament de Baleares ha aprobado una Proposición No de Ley del PSIB para instar al Gobierno central a impulsar la convocatoria de la Conferencia de presidentes autonómicos de manera periódica y avanzar en la aprobación de acciones que «tengan como principal objetivo la reconstrucción social y económica del país».

La iniciativa socialista ha obtenido la firma conjunta de Unidas Podamos y ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, a excepción de Vox que ha votado en contra y Ciudadanos, que se ha abstenido, según ha explicado el PSIB a través de un comunicado. El impulsor de esta iniciativa ha sido el diputado Joan Ferrer, quien ha expuesto que su grupo parlamentario entiende que «la utilidad» de la Conferencia de presidentes «se ha visto reforzada durante la pandemia y así espera que sea en las próximas convocatorias».

«La creación de la Conferencia de presidentes incorporó las relaciones interadministrativas como un instrumento para abordar las grandes políticas públicas y sectoriales del país durante la pandemia y ha demostrado su utilidad», ha señalado Ferrer. Además, el socialista ha añadido que este órgano es y tiene que ser «clave» para la coordinación entre las comunidades autónomas y afrontar sus asuntos comunes y ha afirmado que «el PP y Vox siempre votan en contra de todo lo que es beneficioso para España».