Imagen de archivo de placas solares en Ibiza. | Daniel Espinosa

2

La conselleria de Transición Energética, dirigida por Juan Pedro Yllanes, prepara una propuesta que tiene como objetivo acelerar la declaración de zonas de bajas emisiones (ZBE) en todas las islas. Esta oferta se presentará en las próximas semanas a los consells insulares que, según la Ley de Transición Energética nacional, están obligados a delimitar estos espacios antes de 2023. En el caso de Ibiza, también tiene esta misma obligación el Ayuntamiento de Vila. De ahí que Yllanes expresara este miércoles la necesidad de que ambas administraciones coordinen sus actuaciones en este sentido.

Estas ZBE, según el planteamiento del conseller, podrían servir también para poner límite al número de coches de alquiler que circulan por las carreteras de Ibiza durante la temporada alta. Un objetivo que se ha propuesto el Consell d’Eivissa, dirigido por Vicent Marí, y al que se han sumado los cinco consistorios de la isla.     

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, explicó que «con las ZBE se puede delimitar el acceso y el aparcamiento». Así, el Govern es partidario de que el acceso a las mismas se regule en función de las clasificaciones Euro y de la DGT. En el caso de Ibiza, añadió Malagrava, toda la isla podría ser declarada ZBE. Con esta declaración, dejarán de entrar en la isla o de circular por la misma vehículos matriculados antes de 2000 y que utilicen diesel o gasolina. Sin embargo, de poco serviría esta medida si no se acompaña de otra acciones.

Línea de ayudas

El Govern es consciente de que los propietarios de este tipo de coches «son una minoría» que, además, presenta en general dificultades para acceder a automóviles nuevos, es decir, híbridos o eléctricos. De ahí que la conselleria trabaje en diferentes líneas de ayudas, entre las que Yllanes y Malagrava destacaron las destinadas a la creación de empresas de coches compartidos, un sistema conocido como carsharing, y que también opera con motocicletas. Las ayudas procederán de los fondos europeos Next Generation, que, en el caso del Govern, ascienden a 230 millones de euros para activar la transición energética.

Además del carsharing, serían necesarias otras acciones como una mejora sustancial del transporte público, en la que ya trabaja el Consell d’Eivissa. También se contemplan otras acciones como la creación de, por ejemplo, autobuses lanzadera que permitan el acceso a las playas desde aparcamientos disuasorios.

Yllanes defendió de forma destacada el carsharing en el caso de Ibiza. El conseller se mostró alarmado ante la noticia de que en esta isla «hay más coches que personas». Algo que, afirmó, «enciende una alarma importante». Por ello, defendió que Ibiza «sería un lugar perfecto» para activar este nuevo tipo de movilidad, sobre todo en el caso de las motocicletas. «Son soluciones habituales en muchos países europeos», afirmó Juan Pedro Yllanes, «y tenemos que introducirlas en nuestra cultura de la movilidad» porque la situación es «insostenible».

233 millones de euros para activar la transición energética


El Govern cuenta con 233 millones de euros para activar la transición energética en Baleares. El dinero procede de los fondos europeos Next Generation y debe servir para cambiar de arriba a abajo el modelo energético de las Islas. Un modelo que, en el caso de Ibiza, necesita incrementar de forma notable el uso de energías renovables. El programa, que fue explicado ayer por Juan Pedro Yllanes y Pep Malagrava en el Consell d’Eivissa a administraciones y a agentes económicos y sociales, pivota sobre acciones como la creación de las oficinas de dinamización. Ibiza y Formentera contarán cada una con su propia oficina. Estas entidades tendrán entre sus funciones la de asesorar a ciudadanos y empresas sobre las ayudas a las que pueden acceder, aunque también colaborarán con los ayuntamientos y realizarán acciones dinimizadoras.

El plan presta también especial atención a los llamados «retos de la insularidad». Y es en este punto donde se contempla el carsharing como fórmula idónea, así como la movilidad eléctrica o la activación de vehículos lanzadera en determinadas áreas.

El apunte
Gisela Revelles

Un 17% del parque móvil de Ibiza es de alquiler

Gisela Revelles

Un 17% de los vehículos que circulan por Ibiza es de alquiler, según un estudio realizado por el Govern en 2018. Esto significa, según explicó ayer Pep Malagrava, que “uno de cada cinco coches es de alquiler”. Una proporción que “no es sostenible”. Desde el Govern se considera que se debe poner un tope a la llegada de vehículos de fuera para alquilar y que las empresas deben trabajar con los coches que ya están en la isla. Además, en zonas como la de Patrimonio de la Humanidad, el conseller Yllanes considera que deben seguirse modelos como el de la siciliana Taormina, a cuyo casco histórico solo puede accederse en autobús.