El arresto fue practicado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

0

El mundo al revés. La Policía Nacional detuvo el pasado viernes a tres jóvenes, dos de ellos por atentado contra agentes de la autoridad y un tercero por violencia de género, en una vivienda de la barriada palmesana de Son Gotleu. En torno a las 22.30 horas, una patrulla acudió de urgencia al lugar donde les aguardaba una mujer y su pareja en el rellano del edificio. Muy alterada y nerviosa, la mujer indicó a los policías que su hija estaba retenida en casa de su novio. Cuando llamaron a la puerta, el sospechoso les abrió y, justo detrás de él, se encontraba la hija de la denunciante. Los funcionarios policiales invitaron a la joven a que se entrevistara con ellos a solas, accediendo ésta a hacerlo sin problema.

Una vez que se estaban entrevistando con la supuesta víctima, aparecieron dos amigos del hombre y su madre. En ese momento, el presunto agresor, agarró fuertemente por el cuello a la chica mientras la intentaba introducir a la fuerza en el interior del domicilio. Acto seguido, los agentes se abalanzaron sobre el mismo para evitar dicha acción. Mientras se estaba produciendo el arresto, los dos amigos del sospechoso que habían llegado instantes antes, se lanzaron a por los policías agrediendo a los policías. En ese momento, llegaron los refuerzos y con el uso de la fuerza estrictamente necesaria, todos ellos fueron reducidos y trasladados hasta los calabozos de la Policía Nacional.

Los arrestados son tres argelinos, dos de 20 años y uno de 22 años.