La Guardia Civil acudió al hotel y procedió a la detención del turista británico.

0

La Guardia Civil ha detenido a un turista británico, de unos cincuenta años, que intentó asfixiar con una almohada a su novia en la habitación de su hotel de Santa Ponça, en Mallorca, tras abusar sexualmente de ella. Los hechos tuvieron lugar el jueves por la tarde, cuando la víctima -una británica de 48 años- pudo llamar por el teléfono interno a la recepcionista y pedirle ayuda porque su novio estaba abusando de ella.

La trabajadora activó rápidamente el protocolo de emergencia para estos casos y dio aviso a los servicios de emergencias. La Guardia Civil envió a una patrullas hasta el establecimiento y los agentes subieron corriendo a la habitación. El sospechoso se encontraba en el pasillo y fue detenido, mientras que la víctima presentaba heridas y tuvo que ser atendida en un centro hospitalario. Según su relato, el compañero sentimental estaba muy violento y abusó sexualmente de ella en el cuarto. Además, le propinó un fuerte puñetazo en la nariz, que provocó que ella empezara a sangrar.

Acto seguido, fuera de sí, la lanzó sobre la cama con furia y se colocó sobre ella, presionándole con una almohada en la cabeza, para asfixiarla. Luego desistió y salió de la habitación. Fue entonces cuando la mujer pudo pedir ayuda. Los guardias civiles realizaron un completo reportaje fotográfico en el cuarto y buscaron indicios de la agresión que había sufrido la turista. También se entrevistaron con los responsables del hotel para conocer más detalles del agresor.