El agresor, este lunes, en el juicio en la Sección Segunda de la Audiencia de Palma. | ALEJANDRO SEPÚLVEDA

0

El hombre que mordió la oreja a un millonario británico en el aeropuerto de Son Sant Joan y agredió a cuatro guardias civiles ha aceptado una condena de diez meses de cárcel y una multa de 720 euros este lunes en el juicio en la Audiencia de Palma. El acusado ocasionó numerosos incidentes con el resto del pasaje en un vuelo procedente de Inglaterra.

La víctima, representada por el abogado Pau Cruelles, ha renunciado a la responsabilidad civil para actuar contra Ryanair ya que considera que la aerolínea no debería haber dejado subir al hombre al avión bajo los efectos del alcohol y las drogas. El agresor indemnizó a los agentes del juicio con 1.320 euros en total.

Los hechos ocurrieron sobre las 23.25 horas del 18 de septiembre de 2020. El acusado causó molestias constantes a los pasajeros del vuelo FR 2162 que despegó de Birmingham. Una vez aterrizado el avión en el aeropuerto de Palma, se abalanzó sobre el pasajero Neil Endley, un millonario británico, y le dio una patada en la cabeza y varios puñetazos. A continuación, lo tiró al suelo y le mordió la oreja derecha arrancándole parte del pabellón auricular.

Cuatro agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar para poner fin a la agresión y el acusado comenzó a propinarles puñetazos y patadas, haciéndoles caer al suelo y provocándoles una serie de lesiones. La noticia tuvo una gran repercusión en la prensa británica. El hombre no ingresará en prisión. El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Palma ha acordado la suspensión de la pena de cárcel con la condición de que el acusado no cometa ningún delito en los próximos dos años.