La fachada del Parlament. | PARLAMENT

0

El pleno del Parlament ha aprobado este martes por unanimidad tomar en consideración el Proyecto de Ley de sucesión voluntaria paccionada o contractual de Baleares, conocida como ley de herencias en vida.

El proyecto de ley ha llegado a la Cámara autonómica firmado por todos los grupos parlamentarios y entre las principales novedades contempla la posibilidad de pactos sucesorios entre abuelos y nietos y la ampliación a Mallorca y Menorca --se podía hacer en Ibiza-- la posibilidad de más de un pacto por donante.

El objetivo de la ley es dotar a los pactos sucesorios de una regulación más detallada que evite confusiones ante el incremento de los pactos sucesorios.

La norma responde igualmente al incremento de la esperanza de vida como otro de los factores que han motivado el aumento de las herencias en vida.

Según la exposición de motivos del proyecto de ley, la regulación actual es breve y necesita una actualización ante la posibilidad, además, de que los extranjeros también puedan acogerse a esta figura.

La regulación pretende igualmente evitar litigios familiares en el momento de la apertura de los testamentos. La norma recogerá también las peculiaridades propias de cada isla.

El proyecto de ley clarifica también las causas de revocación e introduce los supuestos en los que el donante puede revocar unilateralmente la donación universal.

La portavoz del PSIB, Pilar Costa, ha destacado que la planificación en vida evitará conflictos familiares y aportará seguridad jurídica, además de suponer una mejora en el grado de interpretación y afina mejor la voluntad del donante.

El diputado del PP Juan Manuel Lafuente ha subrayado que el proyecto además de venir respaldado por el consenso de todos los grupos, ha llegado a la Cámara con el aval del Consejo Asesor de Derecho Civil.

Lafuente ha hecho hincapié en la seguridad jurídica que aporta el proyecto, esencial para la ciudadanía, así como en lo que supone en cuanto a la libertad para pactar o fijar la sucesión en vida.

La portavoz adjunta de Unidas Podemos en la Cámara, Esperança Sans, ha explicado que la realidad de las familias y la esperanza de vida han ido cambiando a lo largo de los años, lo que hace necesario ordenar los preceptos de las herencias en vida, sobre todo de cara a la ciudadanía, "para que tenga claros los procesos, también ante notarios y administraciones que estén implicadas".

El portavoz adjunto de Cs, Juanma Gómez, ha subrayado las implicaciones que la futura ley tendrá para los jóvenes que al recibir herencias en vida podrán planificar su futuro con mayor seguridad. Al mismo tiempo, también ha indicado que evitará casos de discriminación entre extranjeros.

La diputada de MÉS per Mallorca Joana Aina Campomar ha defendido que se trata de un día histórico para el derecho civil balear al modificar una de sus figuras más representativas.

En la misma línea, el portavoz de El PI, Josep Melià, ha justificado el apoyo al proyecto porque supone desarrollar y potenciar el derecho civil propio y que entronca con una concepción plural de España. "Nos habíamos olvidado de nuestro derecho civil", ha añadido.

Más en concreto, Melià ha resaltado que se potencia una importante figura como son las herencias en vida.

El portavoz adjunto de Vox, Sergio Rodríguez, ha argumentado, en referencia al consenso alcanzado, que los acuerdos son posibles "cuando existe la voluntad" y los proyectos llegan respaldados por expertos.