Francina Armengol ha anunciado este viernes que volverá a presentarse a la presidencia del Govern.

0

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado este viernes que volverá a presentarse a la presidencia del Govern. En una carta y un vídeo dirigido a la militancia, la también secretaria general del PSIB ha agradecido la confianza de la militancia «para impulsarle a dar este paso». «Solo juntos podremos garantizar cuatro años más de políticas progresistas en Baleares», ha indicado. Armengol ha expresado su voluntad de «dejarse la piel» para revalidar las mayorías socialistas y conseguirlas donde no las tienen y para continuar aplicando medidas «valientes», para continuar construyendo una sociedad con valores que sea más justa e igualitaria.

«Los últimos siete años hemos estado siempre junto a la gente de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, pero nos queda mucho para hacer y no se hará sin nosotros», ha apuntado. La líder de los socialistas de Baleares ha reivindicado «el proceso de transformación imparable» que empezó en 2015 impulsado desde las instituciones donde gobierna el PSIB. «Nos hemos enfrentado a una pandemia que hemos superado pensando en la salud de las personas, pero hoy somos líderes en crecimiento económico y creación de puestos de trabajo y este es el mejor punto de partida para enfrentar las consecuencias de una guerra injusta en Europa», ha expuesto.

También, ha recordado que desde hace siete años se está desarrollando una «potente agenda» de cambios profundos que ha situado a Baleares a la vanguardia en muchas políticas y medidas hacia unas «islas sostenibles medioambientalmente, pero también socialmente y económicamente». «Hemos trabajado y trabajamos cada día para fortalecer el sistema de salud y el sistema educativo», ha resaltado. Por otra parte, ha subrayado el trabajo para que el transporte público sea una «alternativa real al transporte privado, para asegurar derechos y mejoras a los trabajadores, para que los jóvenes puedan desarrollar su proyecto vital y para que las personas mayores tengan la calidad de vida que merecen, para que ninguna mujer tenga que vivir una situación de maltrato o de trata, para que la discapacidad no implique vivir con menos derechos y para que los más vulnerables siempre encuentren protección de las instituciones públicas».