Entrevista

Elena Llorente: «Para que un personaje resulte cómico tiene que tener defectos»

| Ibiza |

Valorar:
La escritora Elena Llorente, minutos antes de la entrevista.

La escritora Elena Llorente, minutos antes de la entrevista.

DANIEL ESPINOSA

Elena Llorente (Ibiza, 1982) estudió Filología Hispánica, Antropología Cultural y Etnología, es experta en Inteligencia Emocional y en creación de guiones audiovisuales, con sendos posgrados de la UNIR. Trabaja como profesora de Lengua y Literatura, es madre de dos hijos y acaba de publicar Soltera y Satisfecha, su primera novela, que se puede comprar en la librería Mediterránea y en Amazon. La editorial que lo ha editado, Milamores, presenta su trabajo como un libro divertido fresco y fascinante sobre el amor, el desamor, la amistad y de cómo el destino puede aún ser más caprichoso y sorprendente de lo que jamás podías imaginar.

Este es su primer libro, ¿Cómo surgió la idea de escribirlo?
—La verdad es que hace mucho tiempo que quería ser escritora, pero no sabía muy bien en qué género porque soy filóloga y profesora de Lengua y cualquier género me parece bien. Les pregunté a mis amigas qué es lo que más leían y me dijeron que estaban enganchadas a la novela romántica-erótica al estilo de Megan Maxwell. Así que empecé a leer novelas románticas y me di cuenta de que en algunas de ellas las relaciones tóxicas acababan bien y pensé en darle una vuelta a esto y así surgió la idea.

El libro lo escribió durante el confinamiento. ¿Estaba teletrabajando y tenía más tiempo libre?
—Antes del confinamiento ya tenía siete capítulos escritos y tenía pensado acabar en septiembre. Durante el confinamiento estaba teletrabajando, pero me levantaba a las 05.00 horas y aprovechaba las horas de la mañana hasta que me ponía a trabajar.

¿Cuál es el argumento de la novela?
—Una chica que no cree en el amor que se ha hecho una coraza y que a todos los hombres que encuentra a su alrededor les pone alguna pega. La historia empieza cuando entra un nuevo jefe en la oficina y quiere ligárselo para conseguir el trabajo de sus sueños.

¿Cómo ha sido el proceso creativo?
—Hay dos clases de escritores: los que se dejan llevar por la intuición y los que preparan previamente la novela. Yo cuando empiezo a escribir una novela sé qué va a ocurrir en cada capítulo. Hago una tabla con lo que sucede en cada capítulo. Puede haber modificaciones a lo largo del proceso, que voy plasmando en la tabla para que no me olvide de nada. He utilizado un lenguaje sencillo; me gusta que los diálogos tengan sentido, que aporten algo. Si hago descripciones también me gustan las metáforas que se relacionan con cosas que el lector pueda conocer.

¿Este libro es feminista?
—El libro nos habla de una mujer que quiere estar soltera y satisfecha, pero también tiene un autoengaño en alguna faceta. En cierto sentido es feminista porque aboga para que no haya relaciones tóxicas, para que la mujer tenga su propio criterio, su propio trabajo y no dependa de un hombre y que hay más cosas aparte de una relación amorosa.

¿Su público objetivo son mujeres o también cree que hay hombres que se han leído el libro?
—Hay también hombres que se han leído el libro como, por ejemplo, uno que me hizo una reseña en un blog que se llama ‘El búho entre libros’ y que comparó la novela con la fábula de la zorra y las uvas. Otro hombre me ha comentado que el libro plasma muy bien como son las mujeres, otro dijo que las mujeres eran iguales que los hombres, como si hubiera puesto la persona de un hombre en una mujer.

La ironía y el humor es fundamental en la novela. ¿Cómo los expresa?
—He procurado hacer humor de todos los tipos. Un personaje para que resulte cómico tiene que tener defectos y le tienen que suceder cosas sorprendentes. También utilizo muchos juegos de palabras, sobre todo cuando la protagonista intenta insultar a las personas con las que se lleva mal. Uno de mis objetivos era crear algo con lo que el lector se pudiera reír.

La novela también tiene su parte erótica. ¿Cómo se plasma en la novela?
—Yo sabía que toda novela romántica de hoy en día tiene su parte erótica. Utilizo un lenguaje de la calle sencillo y directo; son descripciones muy cortas, en las que he intentado utilizar las palabras justas, pero es cierto que en algún momento utilizo algunas palabras chocantes.

En el libro da visibilidad al colectivo LGTB. ¿Cómo lo integra en la novela?
—Sí que es verdad que he intentado normalizar el colectivo LGTBI de manera positiva porque normalmente se suelen hacer historias con los traumas que han tenido que superar. En el libro hay una persona trans, que es la más convencional, y ello es un poco chocante. También hay un personaje homosexual y otro bisexual y los demás heterosexuales.

Usted ha estudiado un posgrado en inteligencia emocional. ¿Cómo la ha utilizado a la hora de perfilar los personajes?
—La inteligencia emocional estudia cómo se desarrollan las personas y cómo se consiguen las habilidades sociales. Te enseña a saber cómo te sientes en cada momento y a saber interpretar los que sienten los que están a tu alrededor; uno de los pilares es la autoestima y el otro la asertividad. Por ejemplo, el personaje principal, a la hora de subirse a autoestima, se repite una frase «soy una mujerona, soy una mujerona», que es como un mantra, que siempre aparecen en los libros de autoayuda. También hace reflexiones que tienen que ver con la inteligencia emocional cuando habla con sus padres con los que mantiene una relación tóxica y sabe como tratarlos o cuando habla con su compañero de piso. También aparece la inteligencia emocional cuando describo los pequeños momentos en los que se disfruta de las pequeñas cosas de la vida, por ejemplo, en el primer capítulo la protagonista se toma un café mirando al mar y, en ese momento, ella dice que es más que romántico. Aquí quiero lanzar el mensaje de que tienes que disfrutar del aquí y del ahora y que ningún momento es mejor que otro, que la felicidad son momentos, no se puede ser feliz todo el tiempo.

¿Tendrá continuación la novela?
—Los personajes me gustan mucho y me he imaginado muchas cosas que les puedan suceder, hay lectoras que me han pedido que les gustaría que le hubieran pasado ciertas cosas, voy a intentar hacerlo pero a mi manera, va a ser algo que va a cubrir sus anhelos pero poniendo una guinda.

¿Cómo ha sido todo el proceso de promoción y contacto con editoriales hasta llegar a la venta en las librerías?
—Mandé el libro a muchas editoriales y Milamores se interesó; es una editorial creada por Mediaset que necesitaba obras y escritores nuevos. En julio presentó el primer libro, después otros en septiembre y el mío ha sido el último, en octubre. Además, se hizo una presentación on line. Yo hice una presentación sola para mi audiencia, puesto que tengo un canal de Youtube donde cuelgo reseñas. También salió un pequeño anuncio en Telecinco y en el canal Cuatro.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.