El puerto de Palma ha acogido 70 cruceros durante el mes de julio. | Gabriel Alomar

0

El ataque terrorista en el Museo Nacional del Bardo en Túnez el jueves 18 de marzo provocó la cancelación de la práctica totalidad de escalas de cruceros turísticos en el país africano.

Balears, y muy especialmente Palma, tal y como ya se aventuró días después del atentado, se han visto beneficiadas por las cancelaciones. De hecho, durante los siete primeros meses del año -de enero a julio- se ha incrementado en un 16,7% la llegada de cruceros turísticos a los puertos de Balears, ya que se ha pasado de 346 barcos en 2014 a 404 durante este año.

Palma, ya de por sí un puerto de gran importancia en el Mediterráneo, ha visto mejoradas sus estadísticas. Desde que comenzara 2015 y hasta el 31 de julio han pasado por la ciudad 290 cruceros, mientras que durante los siete primeros meses del año anterior fueron 243. Es decir, que el incremento es del 19,3%.

En Alcúdia, el incremento porcentual es del 50%, si bien se ha pasado de dos a tres cruceros de enero a julio.

De igual manera, destaca el aumento sustancial, cifrado en el 50%, del puerto de la Savina, aunque el incremento ha sido de cuatro a seis cruceros.

El único puerto de Balears con un retroceso en el número de escalas es Maó. El pasado año recalaron en la ciudad menorquina 42 barcos y este año han sido 39 (-7,14%), si bien Autoridad Portuaria tiene previsto mejorar las condiciones del peculiar puerto de Maó y de este modo facilitar el atraque de cruceros de mayor tamaño.

El puerto de Eivissa se ha visto también beneficiado por la cancelación de las escalas en Túnez. Así, desde que se iniciara este 2015 ha pasado por los muelles de Botafoc un total de 66 barcos, mientras que durante el mismo periodo del pasado año fueron 55. Es decir, que el aumento ha sido del 20 por ciento.

JULIO, EXTRAORDINARIO. El pasado mes de julio fue extraordinario, con un aumento global del número de cruceros del 26,96%. En Palma, el incremento llegó al 37,25%, puesto que se pasó de 51 barcos a 70.

A Alcúdia, tal y como había sucedido en 2014, no llegó ningún crucero en julio.

El puerto de Maó es el único que experimentó un retroceso el mes anterior, ya que ha pasado de 13 barcos en 2014 a 11 (-15,3%).

El número de cruceros arribados al puerto de Eivissa durante julio se incrementó un 22,72%. El año pasado fueron 22 y este año han llegado 27. Finalmente, destacar el aumento del 66,66% registrado en la Savina, de tres a cinco barcos.

Las previsiones apuntan a que los meses de agosto y septiembre serán muy buenos en Palma, aunque con ligeros descensos en Maó y Eivissa. Durante el mes de agosto está previsto un incremento del 20,68%, ya que se prevé que pasen por Palma 70 cruceros, mientras que el pasado año fueron 58. El aumento será aún mayor en septiembre, ya que se espera que alcance el 29,82%, pasando de 57 cruceros el 2014 a 74 durante este año.