Materiales de Fábrica capta la atención de los fondos

|

Valorar:
De izquierda a derecha, Miquel Joan Vidal, Jaume Riutord, Ricardo Rodríguez y Xavi Vidal.

De izquierda a derecha, Miquel Joan Vidal, Jaume Riutord, Ricardo Rodríguez y Xavi Vidal.

Del carrito a casa. Reformam Network SL, más conocida por sus nombres comerciales Materiales de Fábrica en España y Habitium en el extranjero, empezó en 2015 con una web para vender materiales de construcción y reforma, sobre todo de baño, y en 2020 facturaron 15 millones de euros. Al frente de la empresa están cuatro jóvenes emprendedores de Mallorca y ya han captado la atención de varios fondos de inversión.
En 2015, y tras un primer proyecto de emprendimiento que consistía en unir a empresas de reformas con clientes que querían hacer una reforma y darles un presupuesto, la idea de negocio viró hacia la venta online de los materiales. No han dejado de hacer presupuestos, aunque hoy su actividad principal es el portal de venta.

Jaume Riutord, graduado en Odontología y ADE, y Ricardo Rodríguez, graduado en Empresariales, fueron los dos jóvenes que empezaron en 2012 con el otro negocio y montaron el actual. Rodríguez ha estado en todos los departamentos y ahora está más enfocado en Contabilidad y Personal, mientras que Riutord es el CEO. En 2013 se incorporó a la empresa Xavi Vidal, que había estudiado Diseño Gráfico. Conocía a Riutord porque ambos jugaban a fútbol en el Son Sardina. El último en llegar fue Miquel Joan Vidal, hermano de Xavi. Es maestro de primaria y trabajaba en un club de pádel. Se incorporó a Reformam Network en 2015.

Los cuatro son los socios de la empresa. “Entramos en etapas iniciales como trabajadores, y a lo largo del tiempo nos hemos consolidado como el núcleo de la empresa”, resume Riutord.

LOS INICIOS. Desde 2015, Materialesdefabrica.com se dedica a la venta online de productos de reforma. Empezaron como especialistas en productos de baño y poco a poco han ido incorporando el resto de espacios del hogar, como las habitaciones, la cocina, el comedor, la decoración y el jardín. Su top 3 de ventas son los inodoros, los lavabos y los grifos.

“Nosotros vendemos el producto directamente. No es un marketplace donde compras a terceros. Nosotros hacemos la gestión y la atención al cliente”, resume Rodríguez.
En la actualidad compiten con las tiendas de materiales de construcción, bricolaje y jardinería, ya sean pequeñas o grandes. “Empezamos intentando ser especialistas en baño y después hemos crecido en el resto de espacios de la casa, es decir, hogar y jardín”, indica Rodríguez.

La pandemia ha supuesto un paso de gigante para el crecimiento de Materiales de Fábrica, ya que doblaron su facturación en 2020 con respecto al año anterior. “Este crecimiento se debe a dos factores, por una parte el confinamiento y por otra una tendencia creciente de las ventas online que ya notábamos que venía consolidándose desde hace años”, explica Riutord. “Con el confinamiento la gente ha querido mejorar su casa y su jardín. Cada vez tenemos más gama de productos de decoración, habitaciones, comedor y cocina, además de baño, pero son segmentos de mercado muy competidos”, expresa Xavi Vidal.

Su perfil de cliente es una mujer de mediana edad que no es muy experta en comprar por internet y que poco a poco va descubriendo sus ventajas. “Y sobre todo en el confinamiento ha habido mucha gente que ha comprado por internet por primera vez”, añade.

Las marcas fabricantes tienen cada vez más interés en ganar visibilidad online. “Cuando empezamos era difícil hacerles entender a distribuidores y productores nuestro negocio, porque son un sector tradicional, pero cada vez vemos más marcas que se quieren enfocar en el mercado online y dan facilidades”, menciona.

Los emprendedores explican las principales ventajas que ofrece comprar materiales de reforma y productos del hogar por internet. “El precio es el primer factor. Otra ventaja es que puedes comparar miles de productos sin moverte de tu casa y a un precio más asequible. También está el hecho de que en las grandes superficies tienes que cargar y descargar el material, y comprándolo te llega a casa directamente”, explica Miquel Joan Vidal. En este sentido, se muestran orgullosos de que su web ofrece desde el primer momento de la compra el precio final del producto.

Jaume Riutord es claro al afirmar la complejidad de un negocio como el suyo. “Hay un desconocimiento importante de la venta por internet. No se trata de pagar mil euros para hacer una web. Tienes que aparecer en las búsquedas, y tampoco es suficiente aparecer. Es un sector muy competido y no es sencillo hacerlo bien. Después de una mala experiencia, muchas empresas se dan cuenta de que es mejor dejarlo en manos de expertos”, explica.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL. La tienda online de Materiales de Fábrica se abrió en Península y Balears en 2015 y en los últimos años se ha extendido a diferentes países europeos con la marca Habitium. La estrategia es vender lo mismo que ofrecen en España. “Ya teníamos la tecnología, los conocimientos, la infraestructura y el producto. Para salir fuera había dos impedimentos, el idioma y los envíos, pero en la Unión Europea cada vez son más asequibles y rápidos. Entonces decidimos probarlo y funcionó. En 2017 empezamos en mercados de habla francesa tras hacer un estudio de mercado y hemos tenido muy buena respuesta, duplicando resultados año tras año”, indica Riutord. Tras Francia, Bélgica y Luxemburgo, llegaron Italia en 2019 y Portugal a principios de 2020. Planean introducirse en Alemania, Austria e Irlanda en la segunda mitad de 2021. En cambio, han descartado Reino Unido por las trabas burocráticas que ha conllevado el Brexit. De todos modos, el mercado español es el principal.

La empresa se ha esforzado en los últimos años en la reducción de costes mediante la automatización de procesos, que les permite evitar fallos y ser más rapidos. Además, el mayor tamaño que han conseguido les otorga mayor poder de negociación y les permite aplicar economías de escala, con lo que pueden bajar precios y mejorar la atención al cliente, comenta Riutord.

Este año también cambiarán el sistema de introducción de referencias, un proceso interno que les permitirá trabajar mucho más rápido.

Sus cifras de facturación presentan una gran escalada: 3,5 millones de euros en 2018, 7,5 en 2019, y más de 15 millones en 2020.

Recientemente han recibido la atención de diferentes fondos de inversión, que se han interesado por entrar en el capital social. “Nunca hemos recibido financiación exterior, siempre hemos trabajado con fondos propios. Por otra parte, tenemos expectativas de crecimiento muy buenas y no tenemos necesidad de financiación externa, pero nos planteamos las opciones que nos pueden abrir. Lo estamos estudiando. Lo que menos nos gusta sería dejar de controlar la empresa, de forma que podríamos introducir una aportación minoritaria”, concluye el CEO.