Estado del vehículo tras el accidente. | Derbyshire Roads

3

La persona en cuestión salió del concesionario con la impactante máquina roja, pero su alegría duró poco. El propietario del Ferrari que pagó por el deportivo unos 330.000 dólares (300.342,90 euros) chocó su nuevo superdeportivo el mismo día que lo compró y después de conducir solo tres kilómetros.

Las fotos fueron compartidas en Twitter por la Unidad de Policía de Derbyshire Roads y muestran a la flamante máquina italiana con el capó delantero destrozado.