Una niña es atendida en el hospital de Marrat Masreen, en Idlib. | HANDOUT

0

El Gobierno jordano ha concedido asilo político al piloto sirio desertor que aterrizó ayer de emergencia en una base aérea en Jordania, según informó el Ministerio de Estado de Medios de Comunicación.

El ministro Samih Maaytah confirmó a la agencia oficial de noticias jordana Petra esta decisión, después de que el piloto, un coronel del Ejército de Siria, pidiera asilo político nada más llegar al país.

El avión militar sirio Mig 21, cuyo contacto perdieron hoy las autoridades de Damasco, realizó un «aterrizaje de emergencia» en la base aérea Rey Husein ubicada en la zona de Mafraq, 60 kilómetros al este de Ammán, indicaron previamente fuentes gubernamentales jordanas.

Entrenamiento

El piloto, identificado como el coronel Hasan Muri Hamada, desertó de la Fuerza Aérea de su país cuando efectuaba un vuelo de entrenamiento en el sur del país, cerca de la frontera con Jordania.

Mientras, un centenar de personas murieron ayer a causa de los intensos bombardeos de las tropas del régimen sirio contra los feudos opositores de Homs (centro), Deraa (sur) y la periferia de Damasco, según informaron varios grupos de la oposición que indicaron ayer fue uno de los días más sangrientos de los últimos meses.

Los Comités de Coordinación Local (CCL) documentaron cien fallecidos, entre ellos diez menores, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos registró la muerte de 80 civiles y de 45 miembros de las fuerzas gubernamentales, que perecieron en combates con los rebeldes.