0

Un total de 22 personas han sufrido heridas de diversa consideración por la explosión de una bomba casera en la estación de Parsons Green del metro de Londres, en el suroeste de la capital, según ha informado la Policía Metropolitana.

En una comparecencia ante la prensa, el comisionado adjunto de la Policía Metropolitana Mark Rowley ha explicado que la explosión la ha causado un artefacto explosivo improvisado (IED, por sus siglas en inglés). Fuentes policiales consultadas por la cadena de televisión Sky News han asegurado que la bomba no ha llegado a detonar por completo.

Rowley ha confirmado que hay 18 personas heridas y ha asegurado que se han desplegado «cientos de agentes» para investigar lo sucedido y tratar de encontrar al responsable de la colocación del artefacto. En la investigación, liderada por el Mando Antiterrorista de la Policía, está colaborando el Servicio de Inteligencia de Interior (MI5).

Tras dejar claro que los londinenses van a ver «un aumento considerable» de la presencia policial en las calles, especialmente en el transporte, el comisionado adjunto de la Policía ha pedido la colaboración de los ciudadanos que tengan información o imágenes que puedan ayudar a los investigadores. «Pedimos a la gente que esté vigilante y alerta pero no alarmada», ha añadido. Por último, ha dicho que la investigación está en curso y que todas las líneas están abiertas.

El Gobierno británico eleva al máximo la alerta antiterrorista tras el atentado en el metro de Londres

Noticias relacionadas

Estado Islámico reivindica el atentado en el metro de Londres