Rajoy no anunció la congelación del empleo público en su comparecencia del pasado viernes tras el Consejo de Ministros. | Reuters

88

El Gobierno de Mariano Rajoy prevé prorrogar la congelación de la oferta de empleo público en 2013 y 2014, según el plan presupuestario enviado a la Comisión Europea para cumplir con el déficit público. Esta medida, que no mencionó durante su comparecencia del viernes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, supondrá para las arcas del Estado un ahorro de 5.300 millones más y también que se congelará las oposicones a funcionario.

El ahorro de los 5.300 millones se reparte entre los 1.800 de 2013 y los 3.500 de 2014. Es decir, las administraciones públicas no podrán sustituir a los empleados públicos que se jubilen durante los dos próximos años, con lo que se reducirá la plantilla de trabajadores y por tanto disminuirá el gasto en nóminas. Por eso en el plan remitido por Rajoy a Bruselas figura un ahorro en la función pública de 14.320 millones hasta 2014, frente a los 9.219 millones previstos hasta ahora.

Matiz

Esta medida se matiza levemente para maestros, profesores, inspectores de Hacienda y Trabajo, policías, militares y personal sanitarios. En estos casos, el Gobierno sustituirá a uno de cada diez empleados públicos que se retiren. No obstante, hay que tener en cuenta que en muchas autonomías este matiz se queda en nada. Este año, por ejemplo, la mayor parte de comunidades no han sacado oposiciones al profesorado.

También se incluye el establecimiento de un nuevo impuesto sobre los hidrocarburos, el llamado céntimo verde, que engordará las arcas de la Hacienda pública en 2.300 millones de euros.