El líder de UDC y secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida. | Efe

1

El líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, seguirá como secretario general de CiU para evitar inestabilidad en una federación que se ha reafirmó ayer en su objetivo de celebrar una consulta soberanista en Catalunya en 2014, sobre todo después del multitudinario concierto del Camp Nou.

El conseller de Presidència y portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, confirmó que a finales de este año o a principios del que viene se concretará la fecha y las preguntas de la consulta de autodeterminación que la Generalitat quiere celebrar en 2014, tal como tiene acordado con ERC.

Pero las miradas estaban puestas ayer en la Permanente de Unió, órgano directivo del partido, que debatía sobre la conveniencia de que Duran siguiese en la cúpula de CiU después de las críticas de CDC por sus declaraciones sobre el proceso soberanista.

Tal como ya habían avanzado voces como la del vicesecretario general de Unió, Antoni Font, UDC confirmó que Duran seguirá como secretario general de CiU para «evitar inestabilidad», tras una reunión de la Permanente a la que, por razones personales, no asistió el líder democristiano, aunque intervino por teléfono.

UDC da por cerrada la polémica en aras de que CiU tenga el «papel central» en Catalunya para salir de la crisis y seguir adelante con el proceso de la consulta, según el conseller Ramon Espadaler.

Otra de las razones que esgrimió Espadaler es que el presidente catalán y de CiU, Artur Mas, ha expresado su «confianza» y «sintonía» con Duran y, además, ambos socios de federación tienen un «proyecto político compartido».